clock menu more-arrow no yes

Filed under:

El fin de semana feriado de Memorial Day más sangriento desde 2015: 10 muertos a tiros, 39 heridos

Resultó ser el fin de semana de un Memorial Day más mortal desde el 2015.

Un tiroteo en Humboldt Park el fin de semana feriado.
Sam Kelly/Sun-Times

Read in English

Diez personas murieron y otras 39 resultaron heridas hasta en tiroteos ocurridos en Chicago, en lo que resultó ser el fin de semana de un Memorial Day más mortal desde el 2015, cuando fueron asesinadas 12 personas.

A pesar de la orden estatal de quedarse en casa, el número de muertos durante este fin de semana superó al registrado el fin de semana festivo del año pasado, cuando siete personas murieron y 34 resultaron heridas en el mismo período: entre las 5 p.m. del viernes y las 5 a.m. del martes.

En 2018 siete personas murieron y otras 30 resultaron heridas. En 2017 seis personas fueron asesinadas y otras 44 resultaron heridas. En 2016, seis personas murieron y 56 resultaron heridas.

Al comienzo del fin de semana del Memorial Day, que marca el inicio no oficial del verano, el Superintendente de la Policía de Chicago, David Brown, anunció la apertura de un Centro de Operaciones de Verano para centralizar los recursos policiales en un esfuerzo por combatir la violencia armada en esta época.

El tiroteo fatal más reciente ocurrió el lunes por la noche en Garfield Park, en la zona oeste de la ciudad.

Dos hombres, de 45 y 52 años, estaban parados en la banqueta a las 8:30 p.m. en la cuadra 2800 al oeste de la calle Wilcox St. cuando alguien desde un sedán blanco les disparó, dijo la policía de Chicago.

La policía dijo que el hombre de 45 años, que recibió un disparo en la cabeza y el torso, fue declarado muerto en el Hospital Stroger. La oficina del forense del condado de Cook no reveló detalles sobre su muerte.

El hombre mayor recibió un disparo en la pierna y fue llevado al Hospital Mount Sinai en buenas condiciones, dijo la policía.

El domingo por la tarde, una persona recibió un disparo mortal en Rosemoor, en el lado sur de la ciudad. Alrededor de las 3:05 p.m., un hombre estaba en un vehículo en un callejón en la cuadra 400 al este de la calle 103rd St. cuando alguien se acercó y le disparó, dijo la policía. Le dispararon en la cara y en el pecho y lo llevaron al Christ Medical Center, en Oak Lawn, donde fue declarado muerto.

Más temprano el domingo por la mañana, un hombre fue asesinado en Humboldt Park, en el noroeste de la ciudad.

Alrededor de las 7:45 a.m., una notificación de la aplicación ShotSpotter alertó a la policía de un tiroteo en la cuadra 1000 al norte de la avenida Drake Ave. Los oficiales encontraron al hombre, de 21 años, con una herida de bala en la cabeza y notificaron a los bomberos de Chicago. Dariontae Adams fue llevado al Hospital Stroger y declarado muerto, dijo la oficina del forense del condado de Cook.

Un hombre de 45 años fue asesinado varias horas antes en Grand Crossing, en el sur de Chicao.

El hombre estaba parado en la banqueta a las 3:52 a.m. en la cuadra 7800 al sur de la avenida Ingleside Ave. cuando alguien disparó desde una camioneta SUV negra, según la policía. Fue impactado en el lado izquierdo y luego murió en el Centro Médico de la Universidad de Chicago.

Otro hombre fue asesinado el sábado por la noche en Humboldt Park.

El hombre, de 28 años, fue encontrado sobre la banqueta con una herida de bala en la cabeza a las 11:08 p.m. en la cuadra 3400 al oeste de la avenida North Ave., dijo la policía. Dos hombres fueron vistos huyendo de la escena. El hombre que recibió el disparo, identificado como Alejandro Castro, residente de Humboldt Park, fue declarado muerto en el Hospital Mount Sinai, confirmaron las autoridades.

Aproximadamente una hora antes de eso, un adolescente fue asesinado a tiros en Washington Park, en el sur de Chicago.

Alguien se acercó a Darnell Fisher, de 16 años, alrededor de las 10:05 p.m. en la cuadra 6100 al sur de la avenida Indiana Ave. y le disparó en el pecho y en el brazo, dijeron las autoridades. El niño fue llevado al Centro Médico de la Universidad de Chicago y declarado muerto. Vivía en Washington Park.

Una persona que se creyó que era el tirador fue detenida a unas cuadras de distancia, en la cuadra 5900 al sur de la calle Prairie después de que los oficiales lo persiguieran, dijo la policía. Se recuperó un arma. Esa persona fue liberada más tarde sin ser acusada.

Varias horas antes, otro hombre fue encontrado muerto a tiros en Longwood Manor, en el sur de la ciudad.

El cuerpo de Keith Moore, de 32 años, fue descubierto en una casa alrededor de las 7:46 p.m. en la cuadra 1300 al oeste de la calle 97th Pl. con una herida de bala en la axila, dijeron las autoridades. Moore, que vivía en Bronzeville, fue declarado muerto en el lugar.

También esa noche, un hombre fue asesinado y otros tres resultaron heridos en North Lawndale, en el oeste de la ciudad.

Alrededor de las 6:25 p.m., un grupo de personas estaba afuera de una casa en la cuadra 3900 al oeste de la calle Crenshaw St. cuando alguien en un vehículo se detuvo y abrió fuego, dijeron las autoridades. Antonio Gasaway, de 35 años, fue impactado en el pecho y llevado al Hospital Mount Sinai, donde fue declarado muerto.

Otro hombre, de 23 años, recibió un disparo en el brazo, dijo la policía, mientras que un hombre de 26 años recibió un impacto en la pierna. Ambos fueron llevados al Hospital Mount Sinai en buenas condiciones. Un cuarto hombre, de 43 años, fue rozado en el brazo y se negó a recibir atención médica.

El sábado por la mañana, un hombre de 27 años fue asesinado a tiros en Englewood, en el sur.

Fue encontrado inconsciente con una herida de bala en el abdomen a las 6:05 a.m. en una casa en la cuadra 5900 al sur de la calle Justine St., dijo la policía. Fue llevado al Centro Médico de la Universidad de Chicago, donde fue declarado muerto. La oficina del médico forense lo identificó como Jamal Daveny, de Bronzeville.

El viernes por la noche, en Englewood, un hombre fue encontrado muerto a tiros, en lo que se consideró el primer homicidio registrado durante el fin de semana.

Tobias McNeal, de 41 años, fue descubierto tirado en la banqueta alrededor de las 11:26 p.m, en la cuadra 5600 al sur de la calle Paulina St. con heridas de bala en todo el cuerpo, dijeron las autoridades. McNeal, que vivía en el mismo vecindario, fue declarado muerto en el Centro Médico de la Universidad de Chicago.

En ataques no fatales:

• La madrugada del martes, un hombre de 41 años recibió un disparo mientras conducía por la autopista Bishop Ford en la calle 138th St. en el lado extremo sur de Chicago, según la policía estatal de Illinois. Alguien le disparó desde otro vehículo alrededor de las 3 a.m. y recibió tratamiento por lesiones que no eran mortales.

• Una mujer y dos hombres resultaron heridos el lunes en un tiroteo en Humboldt Park. Alrededor de las 11:30 p.m. estaban pasando el rato en la cuadra 1000 al norte de la avenida Hamlin Ave., cuando vieron a un hombre persiguiendo a otro hombre y luego escucharon varios disparos, según la policía. La mujer, de 36 años, fue golpeada en el brazo derecho y la parte baja de la espalda, dijo la policía. Un hombre de 33 años fue impactado en el hombro derecho y un hombre de 44 años fue impactado dos veces en el abdomen y una vez en la pierna izquierda, dijo la policía. Todos fueron llevados al Hospital Stroger en buenas condiciones.

• Una niña de 15 años fue alcanzada por una bala el lunes por la mañana en West Pullman, en el lado extremo sur de la ciudad. Estaba en el porche a las 5:09 a.m. cuando alguien disparó frente al edificio en la calle Wallace, según la policía. Sufrió una herida en la pierna y fue llevada al Roseland Community Hospital en buenas condiciones.

• El sábado temprano, un niño de 15 años recibió varios disparos en el vecindario de South Shore. Tuvo una discusión a las 12:49 a.m. con el conductor de una SUV azul, según la policía. El conductor salió y le disparó al adolescente en la cara, el pecho y el abdomen. El joven fue llevado al Comer Children’s Hospital en estado crítico.

• Un tiroteo el lunes temprano dejó a un hombre gravemente herido en Cottage Grove Heights, en el sur de Chicago. El hombre de 30 años estaba parado en la calle a las 3:22 a.m. en la cuadra 9800 al sur de la avenid Ellis Ave. cuando alguien disparó desde un vehículo blanco, dijo la policía. Le dispararon en el pecho y la espalda y lo llevaron al Centro Médico de la Universidad de Chicago en estado grave.

• Menos de una hora antes de ese hecho, otro hombre resultó gravemente herido en Englewood. Los oficiales respondieron a los informes del tiroteo a las 2:34 a.m. y encontraron al hombre de 53 años en la cuadra 7300 al sur de la calle Paulina St., dijo la policía. Fue llevado al Centro Médico de la Universidad de Chicago en estado crítico con heridas de bala en el trasero y la espalda.

• Minutos antes, otro hombre recibió un disparo en Woodlawn, en el sur de Chicago. El joven de 23 años estaba parado en una entrada trasera a las 2:28 a.m. en la cuadra 6500 al sur de la avenida Drexel Ave. cuando alguien disparó desde un sedán blanco, según la policía. Lo impactaron en la mano derecha y la pierna derecha y lo llevaron al Centro Médico de la Universidad de Chicago en buenas condiciones.

• Aproximadamente 20 minutos antes de eso, dos hombres fueron baleados en Gresham. Ambos de 45 años, estaban parados en la calle a las 2:08 a.m. cuando alguien en un sedán gris les disparó a la altura de la cuadra 8800 al sur de la calle May St., dijo la policía. Un hombre recibió un impacto en la pierna izquierda y el otro recibió un disparo en el pie derecho. Ambos fueron llevados en buenas condiciones al Little Company of Mary Hospital.

• El primer tiroteo del fin de semana dejó a un hombre herido el viernes por la noche en Chatham, en el sur de Chicago. El joven de 21 años salía de un vehículo a las 9:17 p.m. en la cuadra 7900 Sur de la calle State St. cuando alguien abrió fuego, dijo la policía. Fue impactado en la pelvis y llevado al Centro Médico de la Universidad de Chicago en buenas condiciones.

Al menos otras 20 personas resultaron heridas por disparos en Chicago.

El fin de semana pasado, seis personas murieron y otras 32 resultaron heridas a causa de la violencia armada en toda la ciudad.