clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Lightfoot dice que un meme de Scooby-Doo que incluye una caricatura de ella, es ‘racista’

El meme revela que el villano de la caricatura es Lightfoot con un uniforme de policía de Chicago.

Read in English

En el intercambio más reciente entre dos feroces rivales políticos, la alcaldesa Lori Lightfoot expresó su indignación el jueves por un tweet del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés) que calificó de “claramente racista” y ejemplo de una táctica de “la derecha”.

No hay amor entre la alcaldesa y una CTU ultra progresista, que puso a Lightfoot ante su primera prueba política con una huelga de maestros de 11 días el otoño pasado, a pocos meses después de su elección.

Tras meses de acusaciones por parte de la CTU de que las políticas escolares de Lightfoot son racistas, todo se rompió cuando la alcaldesa acusó al sindicato de tuitear un meme ofensivo.

El tuit de CTU, publicado el miércoles por la noche, hace referencia al final de muchos episodios de la caricatura de misterio de “Scooby-Doo”, cuando los personajes del programa capturan y desenmascaran al villano. En este caso, el meme revela que el villano es Lightfoot con un uniforme de policía de Chicago. Está atada con una cuerda alrededor de su torso y rodeada por los personajes del programa, personajes blancos.

El tweet fue subtitulado con llamados a desinvertir en la policía y remover a los oficiales de las Escuelas Públicas de Chicago, dos demandas políticas que la alcaldesa ha rechazado rotundamente hasta ahora.

Lightfoot dijo este jueves que en realidad no había visto el tweet, “pero me lo han descrito”. Ella lo calificó de “claramente racista”, “profundamente ofensivo” y de “haber sido sacado de un libro de acciones de la derecha”.

David Goldenberg, Director Regional en el Medio Oeste de la Liga Anti-Difamación, una organización que lucha contra el antisemitismo, también condenó el meme.

“Estoy profundamente preocupado por este tweet y la imagen”, escribió en Twitter, y agregó que la CTU “necesita hacer mejor que esto” y debe ofrecerle una disculpa a Lightfoot.

Sindicato: “Hablemos del problema real”

Pero Stacy Davis Gates, una de las críticas más fuerte de la alcaldesa y también una mujer negra, acudió a Twitter el miércoles después de las críticas iniciales al meme para re-dirigir la conversación a los temas que los activistas han denunciado durante años.

“Se preocupa con el ‘meme racista’, pero debe hablar sobre el verdadero problema”, escribió Davis Gates. “¿Está fabricando indignación? Hay verdadera indignación [sobre] el verdadero racismo e injusticia”.

“[El] meme es ahora racista. No el asesinato. No las confesiones forzadas. No las injustas décadas de largas penas de prisión. No el abuso. No la brutalidad [policial]. No el asesinato. Es el meme. Entendido”, continuó.

La portavoz de CTU, Chris Geovanis, dijo en un comunicado: “Es sorprendente que muchos de los indignados por un meme tengan poco o nada que decir sobre la negación de aquellos con mayor responsabilidad en este momento”.

“En este momento de profunda angustia emocional por las imágenes viscerales de odio racial, empatizamos con nuestros hermanos y hermanas negros que son provocados por cualquier imagen que nos recuerde la violencia perpetrada contra nosotros en esta tierra durante más de 400 años… y los que siguen”, dijo Geovanis. “Nuestra intención fue, como siempre ha sido, sacar a los poderosos de su sueño y permanecer firmes detrás de esa gente negra, y especialmente de los jóvenes líderes negros, en su lucha por un nuevo Chicago construido sobre la justicia real, no sobre promesas incumplidas y políticas fallidas”.

“A cada demanda, esta alcaldesa y su administración han respondido con un rotundo ‘no’”.

Estas peleas entre Lightfoot y el sindicato han dominado la relación desde que ella asumió el cargo.

En noviembre, en el último día de la histórica huelga de maestros, Stacy Davis Gates dijo que fue detenida por el equipo de seguridad de la alcaldesa en el Ayuntamiento y le prohibieron asistir a la reunión final, que terminó con el paro laboral. Eso siguió a semanas de ataques de ambos lados y condujo a un continuo enfrentamiento entre la alcaldesa y Davis Gates.

El mes pasado, cuando la alcaldesa acusó a CTU de tratar de “reabrir el acuerdo negociado” al intentar discutir las políticas sobre el aprendizaje remoto durante el cierre de las escuelas de COVID-19, Davis Gates dijo: “Todavía está molesta por ese contrato, que no le ha caído nada bien. Pero hemos seguido adelante. Este momento requiere que todos seamos adultos y nos superemos a nosotros mismos”.