clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Los organizadores de Black Lives Matter denuncia brutalidad policial contra manifestantes pacíficos

“No toleramos nunca la mala conducta policial. Punto”, dijo la alcaldesa.

La alcaldesa Lori Lightfoot y el superintendente de policía David Brown responden a las acusaciones de brutalidad policial.
Ashlee Rezin Garcia/Sun-Times

Read in English

La organización Black Lives Matter exigió este lunes el fin de los “ataques” de la policía de Chicago en contra de personas que protestaban por la muerte de George Floyd.

El grupo también pidió la liberación de cualquier manifestante que haya sido arrestado, citando como ejemplo el caso del destacado activista y poeta, Malcolm London.

Pero en una conferencia de prensa el lunes por la mañana, el Superintendente de la Policía de Chicago, David Brown, y la Alcaldesa Lori Lightfoot insistieron que no permitirán abusos por parte de los oficiales.

“No toleramos nunca la mala conducta de la policía. Punto. Creo que he sido muy clara con eso a lo largo de mi carrera. No lo toleramos”, dijo Lightfoot, ex presidenta de la Junta de Policía que también sirvió durante la administración de Daley como jefe de la Oficina de Normas Profesionales del Departamento de Policía de Chicago.

“Si alguien cree que la policía ha tenido mala conducta, deben llamar al 311 y presentar una queja formal. Y esas quejas serán investigadas muy seriamente. Este no momento en el que vayamos a cambiar las reglas de la conducta policial o de sus responsabilidades”.

Brown dijo que los oficiales han sido profesionales y pacientes durante uno de los fines de semana más desgarradores de la historia de Chicago. En la mayoría de los casos, ejercieron una “vigilancia inteligente” que “mantuvo la actitud correcta”.

Los oficiales estaban vestidos con uniforme antidisturbios, pero Lightfoot negó que eso enviara un mensaje de provocación a los manifestantes.

Los oficiales “utilizaron el equipo que necesitaban para enfrentar el desafío que había en las calles y continuarán haciéndolo así”, dijo la alcaldesa.

“Hay personas por ahí que están tratando insistentemente de provocarlos para que hagan algo. Tener ese equipo de protección porque les da la seguridad que ellos necesitan cuando se les arroja una botella”, continuó Lightfoot, o cuando los manifestantes “llevan un martillo, una pala, un bate, un tubo metal o, como vimos, un arma”.

Pero el lunes más tarde, afuera de la estación de policía del 2do distrito, en la calle 51 y la avenida Wentworth, Amika Tendaji, organizadora de Black Lives Matter, habló sobre una “protesta pacífica” el domingo en la 53 y Lake Park que se volvió violenta después de que la policía “incitara a pelear” a manifestantes que “se mantuvieron en su lugar y fueran empujados”.

London fue arrestado a pesar de que “nunca estuvo cerca” del lugar donde los manifestantes se enfrentaron con la policía, dijo Tendaji.

Un video del encuentro capturado por ABC7 Chicago y compartido por Black Lives Matter Chicago, en Twitter, muestra a London, vestido con una playera y capucha amarilla, perseguido en la calle y rodeado por varios agentes de la policía de Chicago que lo golpearon.

“Vieron a Malcolm, persiguieron a Malcolm, probablemente porque Malcolm es de piel oscura y tiene rastas en el pelo; persiguieron a Malcolm y simplemente comenzaron a darle una paliza”, dijo Tendaji.

Otros trataron de intervenir para ayudar a London, contó Tendaji, y agregó que uno terminó en el hospital con una conmoción cerebral.

“A mí me golpearon en el suelo, todos estamos lastimados”, insistió Tendaji.

“Entonces necesitamos que todos entiendan: no les importa un ‘ca..jo’ si protestas pacíficamente o quemas cualquier ‘mi..da’, agregó, porque la policía “no va a ser pacífica de ninguna manera”.

Damon Williams, arrestado junto con London el domingo, dijo que fue “golpeado directamente en la cabeza” durante el enfrentamiento. Williams fue liberado después de pasar “cerca de siete horas” bajo custodia policial.

El periodista del Sun-Times, Sam Kelly, contribuyó a esta historia.