clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Exhiben imágenes del ex-Superintendente de la Policía, Eddie Johnson, dormido al volante

Las imágenes muestran a dos oficiales que no sometieron a Johnson a ninguna prueba para verificar si estaba sobrio.

Read in English

La Municipalidad presentó este lunes valiosos documentos y videos relacionados con el incidente en el que Eddie Johnson, que en ese entonces era Superintendente de CPD (Departamento de Policía de Chicago, por sus siglas en inglés) fue encontrado dormido al volante de su camioneta, cerca de su casa en Bridgeport.

Entre los materiales publicados hay un video de la cámara corporal de uno de los oficiales que descubrió a Johnson en su SUV cerca de la 34th Place y Aberdeen, poco después de la medianoche del 17 de octubre de 2019.

Las imágenes muestran a dos oficiales caminando hacia el SUV de Johnson, uno por cada lado. Se puede ver a Johnson en el asiento del conductor, con los ojos cerrados, cuando uno de los oficiales enciende una linterna.

El oficial llamó a la ventana y dijo: “¿Señor? ¿Señor? ¿Está bien? ¿Está bien? ¿Tiene su identificación?

Después de varios segundos Johnson saca una aparente identificación y la levanta hacia la ventana.

El oficial que había tocado a la ventana le preguntó: “¿Está sentado aquí o quiere ir a su casa?” Johnson responde: “Estoy bien”. El oficial luego dice: “¿Está bien? Ok, Señor. Que tenga una buena noche.”

El oficial se alejó y apagó su cámara sin hacer que Johnson se sometiera a ninguna prueba para verificar si estaba sobrio.

Aunque la Municipalidad únicamente presentó un video del incidente, fuentes confirmaron que existen otros videos más que muestran a Johnson hablando con los oficiales.

El incidente, que Johnson atribuyó inicialmente a un cambio en su medicación, desencadenó la caída del entonces Superintendente de la Policía.

La alcaldesa Lori Lightfoot dijo que Johnson luego le confesó que había salido a cenar con amigos y había tomado unos tragos antes de decirle adiós a su conductor y tratar de manejar hasta su casa.

Lightfoot rápidamente despidió a Johnson, un mes antes de que se retirara, después de más de 30 años con el CPD, alegando que le había mentido a ella y al público sobre lo que sucedió esa noche.

Mientras investigaba por qué no le aplicaron la prueba de sobriedad y si los policías evitaron aplicar las reglas para proteger a su jefe, el Inspector General Joe Ferguson podría haber descubierto que existió encubrimiento de evidencias por parte de varias personas en el CPD, según confirmaron fuentes al Sun-Times.

Las fuentes dicen que el informe de Ferguson sobre el supuesto encubrimiento del incidente de Johnson fue completado y entregado al Departamento Legal.

El Sun-Times presentó una solicitud amparada en la Ley de Libertad de Información (FOIA, por sus siglas en inglés) para obtener el informe de seguimiento al reporte del Inspector general, pero la administración de Lightfoot rechazó la solicitud.

Eso a pesar de que la alcaldesa persuadió al Ayuntamiento para que aprobara una ordenanza que permitiera la divulgación de esos informes.

“Los informes resumidos de las investigaciones de la Oficina del Inspector General (OIG, por sus siglas en inglés) tienen prohibido su publicación bajo FOIA. Según el Código Municipal, a discreción del Consejo de la Corporación, para ser elegible para la divulgación, un informe resumido debe contener hallazgos sostenidos de conducta que estén asociados con una muerte, o puedan configurar delitos graves, según se define en el Código Penal de Illinois y sea de un interés público convincente”, escribió la portavoz del Departamento Jurídico, Kathleen Fieweger, en correo electrónico al Sun-Times.

El Sun-Times informó en su momento que, en lugar de tomar “un par de copas” durante una “cena con amigos”, como en su momento le dijo Johnson a la alcaldesa, en realidad pasó tres horas bebiendo en un conocido restaurante, que sirve por botellas, con una mujer a la que había ascendido a su círculo de seguridad poco después de convertirse en superintendente.

Después de salir de Ceres Café, Johnson condujo su SUV de la policía al cuartel general de CPD y ahí dejó a la mujer, confirmaron las fuentes. Luego trató de conducir a su casa de Bridgeport, pero fue encontrado dormido con el motor encendido alrededor de las 12:30 a.m.

En una declaración emitida el día después de su despido, Johnson dijo que “no quiso causar otra impresión ni engañar intencionalmente a la alcaldesa o a los residentes de Chicago”.

“Reconozco que tomé una mala decisión y tuve falta de juicio la noche del 16 de octubre. Eso fue un error y lo sé. Sin embargo, no tengo interés en pelear una batalla por mi reputación con aquellos que quieran cuestionarla ahora”, dijo Johnson, según lo publicado en su momento.

“Las reputaciones no se construyen en un día y tampoco se dañan en un día. Son el resultado de años de vida. Cosechamos lo que sembramos en este mundo. Simplemente confiaré en la reputación de integridad que creo haberme ganado durante mi larga carrera, teniendo fe en que todos deberíamos ser juzgados por la totalidad de lo que hemos hecho de nuestras vidas y no por algo que sucedió en alguno de nuestros peores días”.