Decisión sobre la policía en las escuelas expone desigualdades en los concejos escolares locales o LSCs

El distrito ha pedido a los LSC que voten nuevamente antes del 15 de agosto.

SHARE Decisión sobre la policía en las escuelas expone desigualdades en los concejos escolares locales o LSCs
Screen_Shot_2020_07_14_at_6.13.08_PM.0.png.jpeg
La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Muchos estudiantes y maestros de la secundaria Academia Comunitaria Roberto Clemente celebraron el pasado miércoles por la noche cuando el cuerpo gobernante electo de esa escuela votó para que no haya más oficiales de la policía de Chicago en su edificio.

El Sindicato de Maestros de Chicago (CTU) incluso expresó su apoyo en las redes sociales y los defensores de las escuelas libres de policía dijeron que esta última victoria podría impulsar decisiones similares en otras escuelas secundarias.

¿Pero el Concejo Escolar Local (LSC) de la secundaria Roberto Clemente votó realmente para expulsar a sus oficiales escolares?

A la mañana siguiente, un miembro de LSC trató de aclarar lo que había sucedido: el concejo había hecho un “voto consultivo” que “no significaba un voto permanente”. Se deben volver a reunir para una votación vinculante en una reunión posterior después que reciban más opiniones de la comunidad.

“Por favor, dejen de especular; estamos tratando de hacer lo mejor para los estudiantes”, escribió el miembro de LSC en redes sociales.

Esas confusas 24 horas para la comunidad escolar de la secundaria Clemente, e incluso para algunos miembros del LSC que pensaron que ya habían tomado una decisión final, expone el estatus confuso de los LSC frente a las Escuelas Públicas de Chicago (CPS), 70 de los cuales tienen que tomar sus propias decisiones sobre la permanencia de la policía en sus escuelas.

La alcaldesa Lori Lightfoot y la directora ejecutiva de CPS, Janice Jackson, han dicho que los LSC son la máxima autoridad para decidir sobre el tema, porque conocen mejor las necesidades únicas de sus escuelas.

Pero más de una docena de escuelas donde actualmente hay policías tienen un LSC que no tiene plena autoridad para votar (varios concejos no tienen al menos siete miembros, el número necesario para proceder) o incluso no tienen un LSC. Todas esas escuelas sin LSC, con la excepción de una en el lado noroeste, se encuentran en los lados sur y oeste y sirven casi exclusivamente a estudiantes afroamericanos y latinos de bajos recursos.

La apatía ha sido un tema central para muchas LSC poco después de su creación bajo la ley de reforma escolar de 1988 que les encargó contratar y evaluar a los directores, y aprobar el presupuesto y los gastos de una escuela. El primer año de elecciones para los LSC, en 1989, tuvo a más de 17,000 candidatos y registró la participación de 312,00 votantes. Esos números disminuyeron a casi la mitad en las siguientes elecciones.

En la última elección para LSC, en 2018, hubo 5,000 candidatos en toda la ciudad y más de la mitad de las escuelas no tenían suficientes nombres en la boleta para ocupar los 12 puestos que requiere habitualmente un LSC: seis padres, dos miembros de la comunidad, dos maestros y un miembro del personal que no es maestro (además del director de la escuela).

Las reuniones de LSC en muchas escuelas tienen poca asistencia del público, e incluso descubrir cómo comunicarse con los miembros del concejo puede ser una tarea difícil para los electores.

Cuando CPS puso la decisión sobre si mantener o no a la policía en las escuelas en manos de los LSC el año pasado, el distrito dijo que todos votaron para mantener a sus oficiales. Pero muchos miembros de concejos a lo largo de la ciudad dijeron que recibieron poca información y un aviso mínimo antes de votar.

La semana pasada, Northside College Preparatory High School se convirtió en la primera escuela del distrito, en remover a sus oficiales. Pero incluso en Northside, una de las escuelas más prestigiosas del distrito que tiene una fuerte participación de los padres y la comunidad, el voto del año pasado para mantener a los oficiales fue una lucha, en el mejor de los casos.

“Votamos en agosto y se hizo de forma apresurada porque CPS nos dijo que teníamos que tomar esta decisión”, confirmó Luna Johnston, miembro estudiantil del LSC, la semana pasada.

El miércoles CPS planea emitir pautas para tomar la decisión y tiene una reunión programada para que los miembros de LSC de toda la ciudad discutan sus votos. El distrito ha pedido a los LSC que voten nuevamente antes del 15 de agosto.

El llamado de la alcaldesa y de CPS de dejar la decisión a los LSC también ha dejado a las personas que piden el retiro de los oficiales de las escuelas en una posición peculiar: algunos de los mismos defensores del empoderamiento de los LSC, ahora dicen que esta elección no debería dejarse en manos de los concejos.

Raise Your Hand, un grupo de defensa de padres estrechamente alineado con el sindicato CTU, ha sido parte de una campaña de redes sociales para expulsar a la policía de las escuelas.

El director ejecutivo de la organización, Jianan Shi, reiteró el martes que Raise Your Hand apoya firmemente a los LSC. El grupo organizó talleres en la primavera para educar a los padres y al personal escolar sobre las próximas elecciones de LSC, que se retrasaron hasta el otoño debido a la pandemia, y ha realizado una docena de encuentros virtuales de apoyo con miembros de los concejos desde que comenzó la pandemia.

Pero Shi dijo que es poco honesto tomar una decisión importante sobre las LSC, con poco apoyo, y llamar a eso empoderamiento.

“Los LSC no pueden votar por un contrato de toda la ciudad como el de Aramark”, dijo Shi, comparando el contrato de alimentos y limpieza en las escuelas de todo el distrito con el contrato que hay con la policía. “Esta conversación no es, nuevamente, sobre ‘si estamos tratando de establecer el control de la comunidad’ o ‘estamos tratando de empoderar a los LSC’”.

Shi dijo que los defensores de los LSC pensarían de manera diferente si CPS permitiera a las escuelas conservar el dinero utilizado para pagar a la policía si deciden destituir a los oficiales de sus planteles. Pero la CPS ha dicho que no hará eso.

“Eso realmente les daría poder”, dijo.

The Latest
She pretends it didn’t happen and keeps insisting the siblings get together for holidays.
After three years away, Netflix series returns with an emphasis on depraved, visceral scares.
Lynn, who hasn’t pitched this year because of a knee injury, said, “You miss competing. You miss being part of the team.”