Miles de maestros y empleados de CPS no se presentaron en su primer día

La directora ejecutiva de CPS, Janice Jackson, dijo que aquellos que continúen ignorando sus órdenes enfrentarán una disciplina progresiva de acuerdo con el contrato del sindicato.

SHARE Miles de maestros y empleados de CPS no se presentaron en su primer día
Banners in support of the elementary school teachers hang outside Brentano Elementary School as teachers instruct virtual classes during a protest against returning to in person teaching outside of Brentano Elementary School at 2723 N Fairfield Ave in Logan Square, Monday, Jan. 4, 2021.

Banners in support of the elementary school teachers hang outside Brentano Elementary School as teachers instruct virtual classes during a protest against returning to in person teaching outside of Brentano Elementary School at 2723 N Fairfield Ave in Logan Square, Monday, Jan. 4, 2021.

Anthony Vazquez/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Alrededor del 40% de los maestros y el personal de las Escuelas Públicas de Chicago que se esperaba que se reportaran a las escuelas el lunes por primera vez durante la pandemia no se presentaron para trabajar en persona, dijeron las autoridades el martes, acusando al Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés) de “presionar” a sus miembros para desafiar las órdenes del distrito.

En total, aproximadamente la mitad de los maestros y las tres cuartas partes del personal de apoyo regresaron a las aulas como se esperaba, lo que representa el 60% de los 5,800 empleados a los que se les dijo que regresaran a las escuelas, dijeron las autoridades. Los primeros dos días después de las vacaciones de invierno del año escolar pasado vieron alrededor del 83% de los empleados presentes.

A los que no se presentaron a trabajar y optaron por seguir enseñando de forma remota se les enviaron correos electrónicos en los que se les decía que su ausencia era injustificada. La directora ejecutiva de CPS, Janice Jackson, dijo que aquellos que continúen ignorando sus órdenes enfrentarán una disciplina progresiva de acuerdo con el contrato del sindicato, pero que a nadie le interesa despedir maestros.

El presidente de la CTU, Jesse Sharkey, dijo a los periodistas a primera hora de la mañana que “hay una enorme cantidad de preocupaciones y muchos de nuestros miembros no se sienten seguros en absoluto, se sienten más ansiosos y asustados que nunca”.

En una encuesta realizada por el sindicato, el 69% de los miembros que regresaron informaron sobre las condiciones en las escuelas que “no eran adecuadas”, dijo Sharkey. Entre las preocupaciones del personal, dijo Sharkey, se encuentran los edificios “sucios”, los que se encuentran en “varios estados de deterioro” y los purificadores de aire faltantes o inadecuados.

Sharkey dijo que la reapertura no funcionará si “el distrito simplemente continúa diciéndonos qué hacer”.

Pidió soluciones que incluyen hacer disponibles las pruebas masivas de coronavirus; tener un estándar de ventilación y una forma de ponerlo a prueba; una política clara sobre el uso de mascarillas que les diga a los maestros qué hacer si un estudiante no trae una mascarilla o se niega a usar una; considerar retrasar el comienzo de la escuela y “dejar que las vacunas continúen y luego se encuentre una manera de extender el calendario escolar, con un programa de verano sólido o un año extendido”.

La conferencia telefónica del CTU el martes se produce un día después de que se esperaba que 5,800 empleados regresaran a la escuela como parte del plan de reapertura gradual del distrito. Citando preocupaciones de salud y seguridad y falta de confianza en los protocolos de mitigación del coronavirus del distrito escolar, algunos miembros del personal escolar que trabajan con niños en edad preescolar y estudiantes con discapacidades moderadas a complejas se negaron a regresar a las escuelas.

Troy LaRaviere, presidente de la Asociación de Directores y Administradores de Chicago, también estuvo en la conferencia telefónica. Dijo que una encuesta de 300 directores y subdirectores realizada el lunes encontró que el 29% sentía que había recibido suficiente apoyo del distrito para que “la reapertura funcione con éxito”. Solo el 17% estuvo de acuerdo en que abrir en enero o febrero fue la decisión correcta, dijo LaRaviere.

The Latest
Sarah Jackson Abedelal is also cooperating with the feds in their investigation, a move that could land her a lower sentence. Her sentencing hearing is being postponed while her cooperation continues.
“I’m super passionate and super happy for the guy on the mound for striking a guy out,” McGuire says.
Losing the two schools would be devastating for the Pac-12 and could lead to another round of conference realignment impacting every league in the Power Five.
The most frightening thing we’ve learned over the past six years is just how indifferent the vast majority of the Republican Party is to the rule of law, the Constitution, basic decency and truth
LaShawn Ford, a Chicago Democrat, is one of those behind the push.