clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Recipientes de DACA en Chicago se encuentran frustrados por los retrasos causados por la pandemia

Algunas organizaciones de inmigración han comenzado a buscar ayuda de los líderes del Congreso, mientras que otras están coordinando peticiones y banca telefónica para obtener respuestas sobre las renovaciones del programa.

Chicago-area immigration advocates, including Hwangchan Yu from HANA Center, are frustrated with delays they’ve experienced with U.S. Citizenship and Immigration Services in getting their DACA authorization renewed.
Hwangchan Yu, en el centro, se encuentra entre aquellos con protecciones de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia que se han enfrentado a retrasos en la renovación de su estatus. | Pat Nabong/Archivo Sun-Times

Read in English

Durante el verano pasado, Ana Estrada se la pasó en línea para verificar el estado de su solicitud de renovación para el Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA, por sus siglas en inglés).

Era la quinta vez que renovaba su estatus de DACA, lo que le permite trabajar legalmente en el país, pero esta vez estaba preocupada por los retrasos relacionados con la pandemia de coronavirus. “Fue frustrante iniciar la sesión todos los días y ver mi caso quedarse en el mismo lugar”, dijo. “Ni lo estaban tocando”.

Luego, durante ocho días en agosto, su estado expiró antes de que su solicitud fuera finalmente aprobada el 24 de agosto, dijo Estrada.

El lapso la llevó a su despido de su trabajo de almacén, dijo. Semanas más tarde, recuperó su trabajo, pero como empleada nueva.

Eso significaba que perdió el tiempo de vacaciones que había ganado este año y el seguro de salud gratuito que recibió debido a cuánto tiempo había trabajado para la compañía, dijo.

En Chicago, a otros recipientes de DACA también se les han expirado temporalmente sus estatus debido a retrasos en la renovación, lo que ha afectado su capacidad para trabajar legalmente. Algunos grupos de defensa de la inmigración han recurrido a la creación de campañas públicas para garantizar la renovación de la DACA de una persona, lo que los jóvenes inmigrantes tienen que hacer cada dos años. En todo el país, ha habido otros recipientes de DACA que se han enfrentado a retrasos en sus renovaciones.

“¿Piensan en nosotros?” Estrada dijo sobre el gobierno federal. “¿Les pasa por la cabeza todo lo que estamos perdiendo? Una vez que expira, no pueden contratarte en ningún lugar. Lo que estaba pasando por mi mente era, ¿cuánto tiempo voy a estar desempleada?”

Hay más de 590,000 jóvenes inmigrantes con protecciones DACA, según datos de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés). En Illinois, hay 30,880 recipientes de DACA.

En junio, había más de 84,000 solicitudes de renovación de DACA pendientes, según los últimos datos del USCIS. Actualmente está tardando entre tres y tres meses y medio para procesar las renovaciones de DACA, según datos de USCIS.

En un comunicado, USCIS dijo que no había ningún retraso extraordinario en el procesamiento asociado con las renovaciones de DACA, diciendo que el objetivo de la agencia federal es procesar las solicitudes dentro de 120 días. La agencia dijo que estaba tratando de reducir los tiempos generales de procesamiento de todo tipo de solicitudes.

“Se ha encomendado al personal de la agencia a que aborde los problemas de procesamiento pendientes y realice cambios en los procedimientos subyacentes para lograr nuevas eficiencias, garantizando al mismo tiempo la integridad y seguridad del sistema de inmigración”, dijo la agencia en un comunicado.

Para Estrada, los retrasos subrayan la incertidumbre en torno al programa destinado a los inmigrantes indocumentados que fueron traídos al país cuando eran niños. Si bien el programa le ha permitido trabajar legalmente, pero se ha sentido obstaculizada por las oportunidades profesionales limitadas por culpa de su estatus migratorio.

“Ayudaría mucho si hicieran algo permanente”, dijo. “Nos abriría muchas puertas”.

Dulce Ortíz, directora ejecutiva del Centro de Recursos Familiares Mano-A-Mano en los suburbios de Round Lake Park, dijo que los recipientes de DACA han esperado de tres a cuatro meses por sus renovaciones sin ninguna actualización, lo que los pone nerviosos.

“Hemos estado recibiendo información de las solicitudes que presentamos en mayo; todavía no hemos escuchado nada”, dijo Ortíz. “Le pone mucho estrés a los miembros de nuestra comunidad y a nuestro equipo”.

El centro de recursos ha recurrido a comunicarse con las oficinas locales del Congreso para que su personal pueda presentar una solicitud de información al USCIS, para obtener el estado de un caso, dijo Ortíz.

El Centro HANA de Chicago, que trabaja con la comunidad coreano-estadounidense, ha iniciado campañas que incluyen peticiones y alientan a la gente a llamar a USCIS para presionar para que se procesen las solicitudes de renovación de DACA, dijo Young Woon Han, gerente organizador senior del centro.

Sam Sung Cheol Park, an attorney who volunteers at the HANA Center’s legal clinic, had his DACA authorization expire for a day as community members pushed until USCIS processed his application.
A Sam Sung Cheol Park, un abogado que se ofrece como voluntario en la clínica legal del Centro HANA, se le expiró su autorización DACA por un día mientras los miembros de la comunidad presionaban para que USCIS procesara su solicitud. | Anthony Vázquez/Archivo Sun-Times

El centro abogó recientemente con el abogado Sam Sung Cheol Park, que es voluntario en la clínica legal del Centro HANA, mientras esperaba a que se renovara su autorización DACA. En septiembre, su DACA expiró durante un día cuando los miembros de la comunidad y los profesores de derecho anteriores presionaban casi a diario hasta que USCIS procesara su solicitud.

“Así no es como se supone que debe ser, ni estos remedios y resoluciones suelen estar disponibles para otras personas que están experimentando lo que yo estoy pasando”, dijo Park. “Y hay muchos de nosotros. Tengo suerte de estar en un lugar y haber tenido el apoyo de la comunidad para resolver esto, pero creo que realmente necesitamos destacar lo que está sucediendo en USCIS”.

El Centro HANA también lideró una campaña reciente para renovar el DACA de Hwangchan Yu. Su estado de DACA expiró durante unos días en septiembre después de que su nombramiento para recopilar su biometría, parte del proceso de renovación, se fijara para una fecha después de que expirara su estado, dijo. El retraso estaba vinculado a la renovación de su licencia de conducir, por lo que no pudo conducir mientras esperaba la renovación.

El joven de 26 años, que trabaja en el Centro HANA como organizador suburbano, dijo que era frustrante porque presentó su solicitud en marzo con la esperanza de que fuera suficiente tiempo.

“La gente le dice a los inmigrantes todo el tiempo: ‘Haz cola y sigue las leyes’”, dijo Yu. “Bueno, hemos hecho todas esas cosas, nos hemos puesto en fila, con anticipación. Entonces, ¿de qué línea está hablando la gente?”

Los reportajes de Elvia Malagón sobre justicia social y desigualdad de ingresos son posibles gracias a una subvención del Chicago Community Trust.