Casi 2,000 personas obtienen la ciudadanía en la ceremonia más grande celebrada en Chicago

Los nuevos ciudadanos, de 120 diferentes países, prestaron juramento el miércoles en el Wintrust Arena.

SHARE Casi 2,000 personas obtienen la ciudadanía en la ceremonia más grande celebrada en Chicago
Candidates for U.S. citizenship recite the Pledge of Allegiance during a naturalization ceremony at Wintrust Arena on Wednesday, Dec. 7, 2022.

Los candidatos recitan el juramento a la bandera durante una ceremonia de naturalización en el Wintrust Arena en el South Loop el miércoles, 7 de diciembre de 2022.

Anthony Vazquez/Sun-Times

El mejor lugar para cobertura bilingüe de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for bilingual coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

Cuando Svjetlana Kiponjic salió de Bosnia hace nueve años, buscaba una vida mejor.

Consiguió la tarjeta de residencia, trabajó en la limpieza y conoció al amor de su vida. Se casaron hace seis años y ahora tienen un hijo, David, de dos años.

El miércoles, sostenía un ramo de globos con la bandera de Estados Unidos minutos antes de que se le concediera la nacionalidad estadounidense en la ceremonia de naturalización más grande celebrada en Chicago.

“Soñaba con este día”, dijo. “Amo este país y estoy muy emocionada por esto”.

Fue una de las 1,984 personas de 120 países que se naturalizaron en el Wintrust Arena. La ceremonia fue tres veces mayor que la anterior, celebrada en julio en el Wrigley Field, cuando 656 personas juramentaron y se convirtieron en ciudadanos.

Kiponjic trajo a su marido y a algunos amigos para que la apoyaran mientras se convertía en ciudadana del país que la aceptó.

“Lo considero mi hogar”, afirmó.

Svjetlana Kiponjic holds balloons while in line prior to a naturalization ceremony at Wintrust Arena in South Loop on Wednesday, Dec. 7, 2022.

Svjetlana Kiponjic sostiene globos mientras hace fila antes de una ceremonia de naturalización en Wintrust Arena en el South Loop el miércoles, 7 de diciembre de 2022.

Anthony Vazquez/Sun-Times

La pandemia de COVID-19 obligó a los tribunales federales a ser creativos con las ceremonias de naturalización. Para cumplir las normas de distanciamiento social en los tribunales federales, donde antes se hacían, las ceremonias se trasladaron al aire libre, como a la Daley Plaza, o a grandes espacios públicos cubiertos, como Northwestern University y el Auditorium Theatre.

Según Julie Hodek, portavoz del Tribunal de Distrito de EE.UU. en Chicago, las ceremonias más grandes liberan espacio para juicios en los tribunales federales.

Muchas de las personas que participaron en la ceremonia del miércoles lucharon por obtener la ciudadanía estadounidense.

“Ha habido sacrificios y piedras en el camino, pero hoy se ha logrado”, dijo a la multitud la Jueza jefe de distrito Rebecca Pallmeyer.

“Recuerden que al dar este último paso hoy, al convertirse en ciudadanos de Estados Unidos, no están dejando atrás por completo la tierra en la que nacieron”, dijo.

“Están trayendo con ustedes los tesoros de su cultura nativa y contribuyendo a esta nación. Algunas de sus palabras pasarán a formar parte del habla estadounidense. Algunas de sus costumbres —su música, su comida, sus bailes, su forma de ver el mundo— pasarán a formar parte de la cultura estadounidense”.

El Gobernador J.B. Pritzker también se dirigió al grupo.

“Sus historias, como ciudadanos estadounidenses, apenas están empezando”, dijo Pritzker. “Y la presencia de ustedes aquí hoy le está dando forma a nuestro futuro para mejor”.

El tribunal federal local celebra varias ceremonias de naturalización cada semana, a veces hay dos al día.

Más de 900,000 inmigrantes se convirtieron en ciudadanos estadounidenses durante el año fiscal 2022, según una estimación del Pew Research Center. Es el tercer total anual más alto registrado y el mayor desde 2008, cuando se naturalizaron más de un millón de personas.

Mientras tanto, Estados Unidos sigue reduciendo el gran número de solicitudes de naturalización pendientes. En junio había unas 673,000 solicitudes pendientes, una cifra inferior al millón de diciembre de 2020, según Pew.

La ambiciosa ceremonia del miércoles tuvo sus propios contratiempos. Los asistentes se quejaron del estacionamiento caro y de la mala planificación. Cientos de personas hicieron cola sin saberlo durante media hora en una entrada exclusiva para minusválidos que no estaba anunciada, entre otros contratiempos.

Jenny Wong se mostró “aliviada” de que su madre, Kam, obtuviera la nacionalidad tras abandonar Hong Kong. La ciudadanía le permitirá a su madre viajar con menos restricciones para ver a su hermana enferma en el extranjero.

Maria Hernandez and daughter Maria Olivarez stand in line prior to the naturalization ceremony at Wintrust Arena in the South Loop on Wednesday, Dec. 7, 2022.

María Hernández y María Olivarez hacen cola antes de la ceremonia de naturalización en el Wintrust Arena del South Loop el miércoles, 7 de diciembre de 2022.

Anthony Vazquez/Sun-Times

María Olivarez se mostró orgullosa de su madre, María Hernández, de 75 años, por haber superado el examen de ciudadanía de 20 preguntas. “Ha dedicado mucho tiempo y esfuerzo”, dijo Olivarez.

Celestine Mugisha se sentó junto a su padre, Ceceka Peter, de 77 años, que se hacía ciudadano tras vivir 20 años en un campo de refugiados ugandés antes de establecerse en Chicago.

“Nadie los aceptó como ciudadanos durante todo ese tiempo” viviendo en Uganda, dijo. “Pero después de estar aquí seis o cinco años y te aceptan como ciudadano, eso es emotivo. Es realmente un gran logro”, dijo Mugisha de su padre, que habla swahili.

En 2020, Mugisha le contó al Sun-Times cómo conoció a su actual esposa en el campamento, después de que él y su familia huyeran del Congo en 1996. A pesar de los problemas de la pandemia, se instaló en Rogers Park.

Mugisha se convertió en ciudadano en abril en una ceremonia mucho más pequeña. Agradeció la ceremonia más grande para su padre.

“Esto es masivo, y me gusta”, dijo. “Ha sido realmente especial”.

Johnson Bonya (from left), Celestine Mugisha and Ceceka Peter, photographed after the naturalization ceremony at Wintrust Arena on Wednesday, Dec. 7, 2022 for 1,984 people.

De izquierda a derecha, Johnson Bonya, Celestine Mugisha y Ceceka Peter posan para una foto después de la ceremonia de naturalización en Wintrust Arena el miércoles 7 de diciembre de 2022.

Anthony Vazquez/Sun-Times

The Latest
The workers, whom the company calls “partners,” say they are organizing for better working conditions and more reliable scheduling.
Marie Lynn Miranda, UIC’s chancellor, spoke with Anthony Fauci about his work battling two major public health crises — the HIV and AIDS epidemic and the COVID-19 pandemic — and the need for more robust local public health systems to better manage future outbreaks.
Notes: New arrivals are expected in camp in the coming days.
It’s important to realize that this is not so much a version of Mozart’s opera but something new, with its own libretto adapted by Mary Zimmerman.