CPS pone fin al mandato de las mascarillas

Después de que el distrito anunciara el lunes que los protectores faciales serán opcionales en todas las escuelas públicas de Chicago a partir de la próxima semana, el sindicato dijo que presentaría una denuncia por práctica laboral injusta.

SHARE CPS pone fin al mandato de las mascarillas
Students and parents arrive at Jordan Community Public School, 7414 N. Wolcott Ave., in Rogers Park on the North Side, Wednesday morning, Jan. 12, 2022. Students returned to in-person learning Wednesday after a week away while the Chicago Public Schools district and the Chicago Teachers Union negotiated stronger COVID-19 protections.

Estudiantes y padres llegan a la escuela de Rogers Park Jordan Community Public School en enero.

Ashlee Rezin/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés) dejará de obligar el uso de la mascarilla el próximo lunes, según han anunciado sus funcionarios, citando un fuerte descenso de los casos de COVID-19 en las últimas semanas y un caso judicial pendiente, rompiendo un acuerdo con el Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés) de mantener el uso universal de la mascarilla hasta el final del año escolar.

El cambio se produce cuando casi todos los demás distritos escolares de Illinois han cambiado a políticas de enmascaramiento este mes, y mientras aumenta la presión política contra las restricciones de la pandemia a pesar de las grandes disparidades en las tasas de vacunación entre las comunidades de color.

Los líderes de CPS y los miembros de la Junta de Educación reafirmaron su compromiso con las mascarillas hace 12 días, pero esa postura cambió después de que una nueva guía federal suavizó las recomendaciones para las mascarillas en las escuelas y también quedó claro que enfrentarían a un desafío judicial esta semana.

“CPS fue uno de los primeros en requerir mascarillas universales en las escuelas, y no pasaríamos a un modelo opcional de mascarillas a menos que los datos y nuestros expertos en salud pública indicaran que es seguro para nuestras comunidades escolares”, dijo el lunes el director general de CPS, Pedro Martínez, en un comunicado. “Apoyaremos a nuestro personal y estudiantes mientras entramos en esta nueva fase de la pandemia y continuamos avanzando juntos”.

Los funcionarios del distrito dijeron que las tasas de vacunación de los estudiantes están ahora cerca del promedio nacional para el grupo de edad de 12 a 17 años y por encima del promedio para el grupo de 5 a 11 años. Y las métricas de COVID-19 de la ciudad están en su punto más bajo desde el pasado mes de julio—Chicago tiene un promedio de 191 casos y 16 hospitalizaciones por día durante la semana pasada con un 0.8% de positividad, según los registros de la Municipalidad. En CPS, 141 estudiantes y 53 adultos dieron positivo la semana pasada de una población total de unos 272,000 niños y 30,000 empleados.

Sin embargo, sólo el 49% de todos los estudiantes de CPS están completamente vacunados. Y en casi 50 escuelas, el 10% de los estudiantes o menos estaban completamente vacunados a finales del mes pasado, según un análisis de WBEZ de los datos de vacunación para las casi 650 escuelas del distrito.

En una carta al presidente de CTU, Jesse Sharkey, el lunes, la alcaldesa Lori Lightfoot dijo que la decisión fue tomada en parte “en reconocimiento de que una determinación judicial forzando la mano de CPS en este asunto sería perjudicial para todas las partes interesadas, incluyendo los intereses de CTU”.

“Como estoy segura de que usted puede estar de acuerdo, es imperativo que CPS mantenga la autoridad sobre su propia capacidad para aplicar las políticas de mitigación de COVID”, escribió la alcaldesa. “Una decisión judicial en este asunto podría establecer un precedente sobre la capacidad de CPS para hacer precisamente eso en el futuro—incluso si entramos en otra oleada de una variante. En el interés de asegurar la autonomía de CPS para tomar las decisiones de salud pública más prudentes en cualquier circunstancia que pueda surgir, creemos que es crucial que nos movamos rápidamente por delante de cualquier fallo judicial para hacer que el enmascaramiento sea opcional.”

El CTU está desafiando el cambio de política, sin embargo, presentando una acusación de práctica laboral injusta contra CPS poco después del anuncio y solicitando la negociación con el distrito sobre la decisión. El acuerdo de seguridad del sindicato, firmado después de tensas negociaciones que llevaron a la cancelación de cinco días de clases en enero, requiere el enmascaramiento universal de los estudiantes y el personal hasta agosto. Este cambio por parte de CPS rompe ese acuerdo ya que viene sin renegociar el acuerdo—un tema que Lightfoot no abordó en su carta.

“La medida de hoy de la alcaldesa Lightfoot y de CPS no sólo viola el acuerdo del sindicato con el distrito, sino que ignora el impacto que COVID-19 tiene en las comunidades de color”, dijo el sindicato en un comunicado. “La alcaldesa, en cambio, ha priorizado los deseos de Tom DeVore—un oportunista de extrema derecha a cientos de kilómetros de Chicago—sobre los deseos de la gente de nuestra ciudad. Ha priorizado las necesidades de Mt. Greenwood sobre las de Englewood, Roseland, La Villita, North Lawndale y Brighton Park”.

La vicepresidenta de CTU, Stacy Davis Gates, publicó por Twitter tras el anuncio del lunes que la mayoría de las familias de CPS son “una vez más, recordadas que [tienen] cero influencia en cómo se crea la política escolar para nuestros hijos”.

The Latest
Rihanna Mackey was last seen with Jennifer Mackey, her biological mother, in the 1600 block of South Kedzie Avenue, police said. Jennifer Mackey doesn’t have custody of Rihanna Mackey.
The teen was outside in the 3300 block of West Madison Street about 11:30 p.m. when he was struck in the right leg by gunfire, police said.
Their MLS winless streak reaches nine games after they fall against champs and get blanked for the seventh time in league play.
The ex-Illinois House Speaker was recorded on a wiretapped phone call in 2018 discussing with lobbyist confidant Michael McClain a plan to arrange secret payments to a close political ally who had been implicated in a sexual harassment scandal, newly released court documents show. Madigan has always denied any involvement in the scheme.