Comunidad, identidad y género con perspectiva en el Festival de Cine Latino de Chicago

Las directoras de “Nudo Mixteco” (México) y “Perfume de Gardenias” (Puerto Rico) comparten sobre sus filmes que están en el programa de la edición 38 del festival.

SHARE Comunidad, identidad y género con perspectiva en el Festival de Cine Latino de Chicago
Mexico___Nudo_Mixteco__1_.jpg

“Nudo Mixteco’’, de la directora mexicana Ángeles Cruz, se proyecta el 27 de abril.

Cortesía CLFF

Dos filmes de origen, temáticas y situaciones distintas, pero que coinciden en ser la obra de dos mujeres directoras que hablan desde su perspectiva de género e identidad sexual y que se mantienen fieles a la cultura, a las voces, usos y costumbres de sus comunidades: “Nudo Mixteco” (México) y “Perfume de Gardenias” (Puerto Rico), a los que hermana también que son la ópera prima de sus realizadoras y que forman parte de la edición 38 del Festival de Cine Latino de Chicago.

Este año el Festival mantiene su formato en persona y virtual, dándole oportunidad al público de elegir cómo quiere vivir la experiencia cinematográfica.

“Nudo…” es el primer largometraje de la directora, actriz y guionista Ángeles Cruz. “Perfume…” es el primer filme de ficción de Gisela Ramos, artista multidisciplinaria y documentalista que también actúa, canta y realiza performances bajo el nombre de Macha Colón.

Ambas en sus filmes hablan desde algunos matices de su realidad y de la relevancia de su identidad y la cotidianeidad y relevancia de la vida en comunidad.

“Nudo Mixteco” — que se proyecta el 27 de abril a las 7:30 p.m. en el autocine de Chitown Movies, 2343 S. Throop St. plasma mediante tres personajes/historias, no solo la sexualidad de las mujeres indígenas oaxaqueñas, sino también las experiencias de los que emigraron en distintas circunstancias de su comunidad en pos de un futuro mejor y las consecuencias que esto trae a su vida y a la de los que los rodean.

El “nudo” no es solo referencia a la zona geográfica mexicana, también lo es al nudo de emociones que tienen sus protagonistas y el enlace con su comunidad.

“Es una película que está entre la nostalgia de haber partido, de regresar y no pertenecer. Esta desazón de los personajes por algo que no han resuelto y este encuentro con la comunidad, trenzarse en medio de los eventos públicos de una comunidad. Para mí, todo eso es ‘Nudo Mixteco,’” dijo Ángeles Cruz en entrevista para La Voz.

Además de que en su narrativa aboga por el derecho de las mujeres de decidir en ese primer espacio que les pertenece: su cuerpo.

“Hablo de mi realidad como mujer indígena, contemporánea, de las cosas que nos estamos preguntando en las sociedades machistas y misóginas,” agregó la realizadora.

También, Ángeles tomó en cuenta su perspectiva migrante, ya que tuvo que dejar su comunidad de origen, a su pesar, para estudiar la preparatoria. Como tantos migrantes, quedó en ella esa sensación de no pertenencia, de no ser “ni de aquí ni de allá.”

“Cuando empecé a escribir ‘Nudo Mixteco’, sentía esa añoranza,” confirmó.

Añoranza que se vive y se siente, principalmente, en la migración forzada por cuestiones económicas o políticas. Porque cuando se emigra con las ventajas del privilegio — para estudiar doctorados, tomar años sabáticos o una nueva vida con pasaporte o visa incluidos— y no por necesidad, no es lo mismo. “No se tiene la misma carga emocional,” enfatizó Cruz.

En el caso de los personajes de “Nudo,” los tres regresan a su pueblo por distintas razones, justo en las celebraciones en honor al santo patrono. Regresan al hacer cuentas y a enfrentarse con su pasado.

La película se filmó en la Heroica Ciudad de Tlaxiaco, de donde es originaria Cruz, y que mantiene sus usos y costumbres, como el contar con una asamblea que decide sobre los asuntos de sus habitantes con sus propias reglas, en una verdadera democracia sin burocracia pero, que no está por encima de las leyes y la Constitución Mexicana.

Desde ese “pequeño espacio” de su comunidad, Cruz explora la condición humana, respeta la lengua local que se mezcla con el español y ante todo, el filme “cobra vigencia y es ese lugar donde podemos vernos como mujeres y hombres indistintamente de las circunstancias,” dijo.

“Nudo,” es también el planteamiento a las preguntas de la realizadora sobre la sociedad, el género, los prejuicios y cómo se ve a las poblaciones indígenas. “No es un discurso, es una película y la película te entra de otra manera.”

Y es, un retrato a cómo a lo diverso, lo distinto, no hay que temerle y cómo es importante que sea contado con una perspectiva local.

“Lo contrario, la diversidad suma puntos de vista, suma voces. Hablo de mi casa, de mi realidad. Eso permite que se hagan relatos más fuertes que hablan de la realidad de cada quien. Cada voz es importante,” dijo.

Además de que Cruz cuenta con el apoyo de la gente de su comunidad que se trenza con los actores de la película. No son testigos, son parte. Y por una razón justa y necesaria.

“Tenemos que agradecer a la gente que ha sido invisibilizada por años, gente de la comunidad. [Los oaxaqueños e indígenas] hemos sido retratados por historiadores, estudiados o vistos como salvajes. Es importante de dónde vienen los relatos, qué voz relata las cosas [...]. Es fundamental cambiar esas narrativas,” explicó Cruz.

En otro territorio, con otros usos y costumbres pero donde también se hace comunidad es en “La Isla del Encanto,” hasta donde nos lleva “Perfume de Gardenias,” título del filme que hace referencia a una de las canciones más icónicas del compositor Rafael Hernández Marín, “El Jibarito.”

La trama de “Perfume de Gardenias” — que se exhibe el 28 de abril a las 8:30 p.m. en Landmark Century Centre Cinema, 2828 N. Clark St. — cuenta la historia de Isabel (el primer protagónico de la respetada actriz Luz María Rondón), quien luego de cuidar por años a su marido enfermo, a la muerte de él le hace un servicio fúnebre nunca visto que causa sensación.

Puerto_Rico_Gardenia_Perfume__1_.jpg

“Perfume de Gardenias”, de la directora puertorriqueña Gisela Ramos (Macha Colón) se exhibe el 28 de abril.

Cortesía CLFF

Esto llama la atención de Toña (Sharon Riley) quien encabeza a un grupo de mujeres ya de edad avanzada, con menos quehaceres y ocupaciones, que se dedican a organizar servicios fúnebres y que es su “jangueo.”

Su directora Gisela Ramos comenzó a escribir esta historia desde 2009, mucho antes del Huracán María y justo un año después de cuando en Puerto Rico causó revuelo el “muerto para’o” que originó a otros servicios fúnebres muy peculiares, algo que tiene que ver con la trama de “Perfume,” pero que no es su eje central.

La película habla de mujeres solas, de su comunidad y sobre todo, de la muerte.

“Mi intención original era reconocer que no hablamos de la muerte lo suficiente, reconocer que es parte de la vida. Somos una sociedad que se ha obsesionado con extender la vida [y con la idea de] ser jóvenes para siempre, a punto que creemos que sí somos eternos,” dijo Gisela Ramos en entrevista.

Parte de lo que abordó la artista, fue su búsqueda personal y su propio temor a la muerte y de cómo es algo de lo que no se habla o se ve como parte de la vida como lo hacían las culturas indígenas del continente americano antes de la llamada conquista y aquellas que viven más cerca de la naturaleza.

Y para hacer este tema accesible a todo público, lo hace desde el género de la comedia negra, pero que tiene presente la puertorriqueñidad en cada instante.

“No es un sermón, es provocar una conversación. Uso un caparazón de una película ‘comercial’ sobre un grupo de mujeres mayores, de ver cómo funcionan esas dinámicas y se lo apliqué a la película pero metiendo cosas más profundas, más serias. En un momento, promete que va a ser este tipo de película y luego da un twist,” agregó.

Lo de los velorios tipo instalaciones, Ramos no solo lo hizo como un guiño a la individualidad de los difuntos y la tendencia de los velorios temáticos. Es una celebración de su vida.

“Me parecía algo sumamente interesante por todos los puntos de vista. Algo hermoso, poderoso, que estas personas decidieron cómo quieren ser veladas. Era importante recordarlos de una manera, como lo que plasmé.”

Reconoció que también hizo una “paja mental,” ya que los muertos de “Perfume de Gardenas,” también reflejan a oficios que ya han muerto o están por desaparecer.

Pero ante todo, Ramos quiso hacer y logró hacer, un filme con una identidad puertorriqueña, con expresiones, bebidas (el coquito) y elementos muy boricuas. Y sin neutralizar ni estereotipar ni el idioma, ni el acento, ni la identidad.

“Para mí era sumamente importante y era uno de los retos más grandes, que se sintiera una película bien puertorriqueña. No voy a generarlizar [pero] lamentablemente en muchas películas los personajes no hablan como hablan los boricuas, los diálogos suenan como que no son de aquí. Para mí era importante que los personajes hablaran como hablamos nosotros,” enfatizó.

Y así proponer, justo cuando hay una tendencia de generalizar los contenidos, un cine propio, algo que es parte de lo que busca el cine de autor.

Ramos conscientemente buscó que “Perfume de Gardenias,” se sintiera y fuera una película muy caribeña, muy puertorriqueña, con el ritmo que merece la historia, de respetar cómo hablan e interactúan las mujeres mayores.

“Hay gente que no ve todas las capas, pero a mí me gusta mostrar todo lo más posible. Me gusta esa cuestión de homenajear a las cosas, a las mujeres y a las actrices mayores, que no han tenido la oportunidad de trabajar, que hay una generación que no las conoce… hasta hago un homenaje a las batas de andar en casa. Decidí romper la continuidad,” enfatizó Ramos.

La edición 38 del Festival de Cine Latino de Chicago comenzó el 21 de abril y concluye el 1 de mayo, en funciones en persona y virtuales. Informes en chicagolatinofilmfestival.org.

The Latest
Paul DeJong, Andrew Vaughn, Lenyn Sosa and Korey Lee homered and Erick Fedde worked out of trouble to navigate through six innings and provide the Sox with one of their most satisfying victories in an otherwise dismal first half.
From Garrett Crochet to Jake Eder, Bannister is watching a dominant development with the lefties in the organization.
Could the Sky’s starting lineup see a change Sunday against the Fever? Either way, Chennedy Carter will be a huge factor in their rematch with the Fever.
It might be prudent for the Sox to start monitoring Crochet’s innings, even with the dominance he has shown.