Pareja de propietarios cerrará el icónico Restaurante Bridgeport

Durante más de una década, han pasado los siete días de la semana, incluyendo todos los días festivos, en el acogedor restaurante.

SHARE Pareja de propietarios cerrará el icónico Restaurante Bridgeport
Irais, left, and Josie Rodriguez pose in front of the building they’ve owned for the last 12 years.

La familia Rodríguez mantendrá el nombre y probablemente le rentará el espacio a otra persona.

Mariah Rush/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Irais y Josie Rodríguez solo se han tomado unas vacaciones en 12 años.

Las dos semanas que pasaron en México la Navidad pasada fue el período más largo que la pareja casada ha estado fuera del Restaurante Bridgeport desde que se hicieron cargo. En realidad, sus vacaciones fueron el único tiempo libre que tuvieron en más de una década de poseer y operar el restaurante en 3500 S. Halsted St.

Durante más de una década, la pareja ha pasado los siete días de la semana, incluyendo todos los días festivos, en el acogedor restaurante, sirviendo platillos conocidos a clientes leales que lo ven como una institución del vecindario. Criaron a sus dos hijos entre paredes revestidas de madera y letreros alegres. Ahora, con poco más de 20 años, los hijos trabajan junto a sus padres.

Pero a fines de este mes, los Rodríguez se alejarán una vez más de su amado local de Bridgeport; esta vez para siempre.

“Me di cuenta de que es hora de retirarme”, dijo Irais Rodríguez, de 62 años. “Y estoy un poco triste, pero también estoy un poco contento porque quiero pasar tiempo con mi familia. Todos estos años nunca tuve un fin de semana libre”.

Después de que colocaron un letrero anunciando el cierre en frente de su edificio ubicado en una esquina, los Rodríguez se vieron inundados con llamadas y quejas lamentando el anuncio. Las redes sociales estallaron y muchos dijeron que la noticia les había arruinado el día.

“Cuando voy a una mesa y digo: ‘¿Está todo bien?’ Me dicen: ‘No, ¿por qué están cerrando?’”, dijo Josie Rodríguez, de 52 años.

En uno de los últimos días del Restaurante Bridgeport, los clientes se preguntaban por qué el lugar que siempre está ocupado estaría cerrando.

Nadie está seguro de cuánto tiempo ha existido el restaurante, a veces denominado el Bridgeport Family Restaurant.

“Tenemos clientes de 70 años que recuerdan haber venido aquí cuando eran niños”, dijo Josie Rodríguez. “Así que nadie sabe realmente cuánto tiempo ha estado abierto”.

Kelvin Sandridge, quien llama con anticipación para asegurarse de que su asiento está disponible, estaba sorprendido cuando descubrió que el restaurante de su vecindario iba a cerrar.

“¿Adónde voy a ir ahora?” preguntó Sandridge. “Estoy realmente triste. No sé ningún otro lugar al que ir ahora… Eso es lo peor”.

Sandridge, que vive a la vuelta de la esquina, dice que les ha introducido el Restaurante Bridgeport a al menos a seis amigos.

Irais Rodríguez comenzó en la industria alimentaria en un IHOP en 1979. Continuó cocinando y abrió su propio restaurante en 1991. Josie Rodríguez llegó a Chicago de México cuando tenía 18 años y se casó con Irais. Trabajaron en más restaurantes, hasta que la pareja compró el favorito de Bridgeport hace 12 años.

“Le dije a mi esposo: ‘Cómprame ese restaurante’, porque pensé que iría a los juegos [de los Medias Blancas]”, dijo riendo. “Pero estamos atrapados aquí, ni siquiera vamos. Ahora vamos a tener tiempo para ir a los juegos”.

Josie Rodríguez es la cara del restaurante, saluda calurosamente a los clientes, toma órdenes y atiende el teléfono, mientras que Irais Rodríguez se queda en la cocina donde se siente más cómodo, mezclando los platos que hacen que sus clientes regresen por más.

Los favoritos de los fanáticos en el extenso menú de desayuno y almuerzo incluyen los chilaquiles verdes, los pancakes y el Bridgeport skillet que cuenta con tres carnes.

Generaciones de familias cenan en el restaurante.

El restaurante tiene madrugadores que llegan a las 6:30 en punto antes de que comiencen sus días. Y el restaurante ha sido utilizado por varios programas de televisión, incluyendo “Chicago PD” y “Chicago Fire”.

La pandemia tampoco fue particularmente dura para ellos. No cerraron por mucho tiempo y ofrecieron comida para llevar. Los fanáticos de los White Sox pasan el rato antes de los juegos, y los inviernos notoriamente helados de Chicago llevan a varios residentes con frío al lugar.

Pero incluso con el flujo constante de clientes, la pareja dice que no tenían idea de cuánto la gente amaba su restaurante.

“Sabemos que siempre estamos ocupados, pero la forma en que piensan sobre la comida y sobre todo es increíble”, dijo Josie Rodríguez. “Nunca supimos cuánto les importaba”.

Mientras tanto, Irais Rodríguez está ansiosa por tomar un poco de sol, literalmente. Su médico le dijo que tiene deficiencia de vitamina D, lo que atribuye a que pasa todo el día en el restaurante.

La familia Rodríguez es propietaria del edificio y probablemente le rentará el espacio a otra persona.

Pero la pareja conservará el nombre del Restaurante Bridgeport.

“Parece que merecemos mantener el nombre”, dijo Irais Rodríguez con una sonrisa.

The Latest
At least two defendants were expected to be released from prison Tuesday.
‘There’s the grieving process — I think that’s normal,’ the former Bears head coach said. ‘But you have to use that to be better.’
El hombre no se detuvo después de chocar, pero después fue arrestado.
Después de haber organizado varios desfiles este verano, el superintendente de policía señaló que los funcionarios de la ciudad ahora están “echando un vistazo urgente a la inteligencia”.
Durante las próximas cuatro semanas se realizarán unos 250 cortes de pelo, con citas disponibles en el sitio web de la organización iamagentleman.org.