Residentes de South Shore critican el plan de convertir una antigua escuela en un albergue para inmigrantes

Los residentes afroamericanos dijeron que el barrio necesita urgentemente los recursos que se utilizan para ayudar a los solicitantes de asilo y que, en su lugar, la ciudad debería alojarlos en el lado norte.

SHARE Residentes de South Shore critican el plan de convertir una antigua escuela en un albergue para inmigrantes
An angry resident stands amid a crowd to shout at city officials at a South Shore community meeting.

Un hombre entre la multitud le grita a un funcionario municipal durante una reunión comunitaria en South Shore.

Tyler Pasciak LaRiviere/Sun-Times

El mejor lugar para cobertura bilingüe de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for bilingual coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

En una caótica reunión el jueves, los residentes del vecindario de South Shore exigieron a las autoridades municipales que alojen a los inmigrantes que llegan a Chicago en el lado norte y no en una escuela local cerrada, diciendo que los recursos que se gastan para ayudarles deberían invertirse en el lado sur.

Los funcionarios estaban preparados para hacer una presentación sobre el plan de refugio en la reunión, que se llevó acabo en la escuela South Shore International College Prep, pero cuando estaba a punto de comenzar, fueron ahogados por los miembros de la audiencia gritando: “No nos importa” y “No los queremos aquí”.

Otros gritaban: “Mándenlos de regreso” y “Cierren la frontera”. Alguien del público levantó un cartel en el que se leía: “CONSTRUYAN EL MURO 2024”.

A man holds a sign reading Build the Wall 2024 at the community meeting.

Un hombre levanta un cartel que dice “CONSTRUYAN EL MURO 2024” durante una reunión comunitaria en South Shore sobre el posible alojamiento de solicitantes de asilo en el antiguo edificio de la Escuela Secundaria de South Shore.

Tyler Pasciak LaRiviere/Sun-Times

Los asistentes que querían escuchar el plan de la Municipalidad le imploraron a la multitud que se calmara y fuera respetuosa. En un momento dado, una persona fue detenida por la policía y liberada rápidamente tras arrancar el anuncio del muro durante un altercado con la persona que lo había traído.

La South Shore International College Prep está a la vuelta de la esquina de la Secundaria de South Shore cerrada, 7627 S. Constance Ave., que las autoridades planean convertir en un centro de albergue para inmigrantes.

La escuela serviría como alojamiento temporal para ellos mientras se prepara un refugio más permanente. Los funcionarios dijeron que de 250 a 500 inmigrantes se alojarían en la escuela a la vez.

Los asistentes a la reunión manifestaron su preocupación por la seguridad en los alrededores de la escuela una vez que los inmigrantes estén allí. “¿Qué van a hacer durante el día cuando yo esté trabajando?” preguntó uno de los residentes. Otro preguntó: “¿Se han revisado sus antecedentes?” Algunos preguntaron por la acumulación de basura alrededor de la escuela y quisieron saber si los inmigrantes estaban vacunados.

Tina Skahill, directora ejecutiva de la Oficina de Reforma y Vigilancia Constitucional del Departamento de Policía de Chicago, dijo que el departamento tiene planeado que los agentes patrullen el lugar las 24 horas del día y aumentará la vigilancia con cámaras.

También asistieron a la reunión representantes de la oficina del alcalde, de la Oficina de Gestión de Emergencias y Comunicaciones y del Departamento de Servicios Familiares y de Apoyo.

Horas antes, en una rueda de prensa frente a la escuela secundaria cerrada, varios residentes que más tarde asistieron a la reunión de la tarde exigieron a la Municipalidad que asignara más recursos al barrio antes dejar a los inmigrantes frente a sus puertas.

Los residentes dijeron que los barrios negros como South Shore podrían utilizar el dinero que se gasta en alojar a los inmigrantes para hacer frente a problemas crónicos como la falta de vivienda y la violencia armada. En su opinión, los solicitantes de asilo deberían ubicarse en zonas más prósperas de la ciudad.

“No los queremos en este edificio. Puede alojar a los inmigrantes en el lado norte, en Lincoln Park”, afirmó Natasha Dunn, organizadora comunitaria y residente en South Shore. “Allí hay muchos desarrollos. La gente ni siquiera vive en esos edificios altos. Tienen acceso a recursos. En sus calles principales tienen trabajo. Nosotros no tenemos trabajo en nuestra comunidad, y llevamos décadas luchando por empleos. Por favor, ¿dime cómo esto es justo?”

Rosita Chatonda, también residente de South Shore, dijo que la Municipalidad debería ceder el edificio a la comunidad para que puedan utilizarlo para mejorar la calidad de vida de los jóvenes del área.

Dijo que los líderes de la comunidad local habían hablado con anteriores administraciones de la alcaldía sobre sus planes para el edificio, que incluían convertirlo en una escuela de arte para niños, una incubadora para emprendedores o un jardín hidropónico.

“Tenemos derecho a acceder a este edificio como se nos prometió, como centro comunitario”, dijo Chatonda. “Por eso los niños de aquí están luchando contra la violencia, porque no tienen apoyo. No podemos renunciar a este edificio. Empatizamos con los que han venido aquí, pero tenemos que mirar por nosotros”.

Los residentes dijeron que si los solicitantes de asilo se instalan en la escuela, esperan que el alcalde electo Brandon Johnson los expulse del edificio.

La oficina de la alcaldesa Lori Lightfoot también fue criticada por los residentes de Woodlawn a principios de este año, cuando una escuela cerrada en esa comunidad se convirtió en un refugio para inmigrantes. Un par de personas intentaron bloquear los autobuses que transportaban a los inmigrantes a la escuela cuando se abrió.

Terry Hardy, graduado de la Secundaria de South Shore, dijo que no le sorprendería si los residentes intentan bloquear los autobuses de nuevo.

“Eso podría ocurrir”, dijo Hardy. “No es lo que queremos, pero si es lo que tenemos que hacer, puede que lo haremos”.

Aproximadamente una semana antes, los funcionarios en una reunión del comité del Concejo Municipal dijeron que la Municipalidad estaba sin dinero, espacio y tiempo para manejar el flujo de solicitantes de asilo en Chicago desde agosto.

Muchos han tenido que pasar varias noches en el suelo de las estaciones de la policía mientras esperan camas disponibles en los albergues.

The Latest
The man was attempting to cross the roadway in the 3800 block of South Lake Shore Drive when he was hit by a vehicle going north.
About 9:30 p.m., officers responded to reports of a person stabbed and found the man in the 4300 block of West 26th Street.
Anthony Calderon, 20, was charged with first-degree murder in the shooting death of Arturo Cantu.
A dedicated servant to the team, the Fire are winless in six matches and it’s bothering Klopas that he cannot find a fix.
The nonprofit wants to open a fourth school that would double as a venue with a bar, in a “significant step forward” as it also looks to offer an affordable performance space for artists.