El recién ascendido subjefe de la Policía de Chicago se suicida

El Superintendente David Brown anunció la muerte de Dion Boyd e instó a los oficiales a cuidarse a sí mismos: ‘No sientan pena de pedir ayuda’.

SHARE El recién ascendido subjefe de la Policía de Chicago se suicida
Boyd.21.jpg

Ashlee Rezin Garcia/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

El martes por la mañana, el recientemente ascendido Subdirector del Departamento de Policía de Chicago (CPD) fue encontrado muerto tras aparentemente dispararse con su arma. El cuerpo estaba en las instalaciones policiales de Homan Square, en el oeste de la ciudad.

El Superintendente David Brown anuncióel martes por la tarde, en la sede de CPD, el fallecimiento de Dion Boyd, de 57 años,

Brown, flanqueado por otros líderes del Departamento, dijo que Boyd había sido “un miembro respetado por el personal de comando”.

Estuvo en el departamento casi 30 años.

“Realmente no hay forma de transmitir o expresar la magnitud de esta pérdida”, dijo Brown. “Estamos en shock y entristecidos por la pérdida que sentimos profundamente yo y muchos colegas y amigos con los que el Subdirector Boyd trabajó y de quienes fue mentor durante toda su carrera”.

Brown suplicó a los oficiales que “siempre recuerden que debemos cuidar a los demás pero también a nosotros mismos”.

“No sientan pena de pedir ayuda”, agregó. “Por favor, oficiales, por favor, sea humildes, sigan siendo humanos, cuídense y estén bien”.

Boyd fue encontrado muerto en su oficina el martes por la mañana, dijo una fuente. No está claro cuándo se disparó.

Había jurado como Subdirector contra el Crimen Organizado el 15 de julio como parte de una serie de cambios en el liderazgo de esa dependencia que fueron ordenados por Brown. Esa unidad dirige las investigaciones contra pandillas y narcotraficantes.

Boyd había sido, previamente, comandante en el lado sur de Chicago y comandante del distrito de Wentworth. Su carrera incluía experiencia como oficial táctico, oficial encubierto de narcóticos, detective de homicidios y oficial de asuntos internos.

Fuentes policiales que se reunieron con Boyd recientemente para hablar sobre investigaciones dijeron que lo veían motivado y optimista.

Quienes conocieron a Boyd revelaron que tuvo problemas con la muerte de Samuel Jiménez, uno de sus oficiales en el distrito de Wentworth, quien fue asesinado por un hombre armado en el Hospital Mercy, en Bronzeville en 2018.

Donovan Price, un experto en atender situaciones de crisis que siempre está presente en las escenas de crímenes en toda la ciudad, dijo que conoció a Boyd después del tiroteo de Mercy.

Price dijo que Boyd era un hombre equilibrado que “permanentemente tenía un comportamiento agradable”. Se enorgullecía de su trabajo y “podías ver su mente trabajando en lo que podría construirse a partir de lo que estaba sucediendo”, dijo Price.

Ya hay antecedentes de policías de Chicago que se han suicidado mientras estaban en su lugar trabajo. Un año particularmente malo fue el 2018, cuando el oficial de policía de Chicago, Brandon Krueger, se disparó en la cabeza en una estación de policía en el extremo sur de la ciudad. También ese año, el sargento Steven Bechina, de la unidad de tránsito, se disparó fatalmente mientras estaba de servicio en el West Loop.

Los suicidios han sido un problema constante para el Departamento de Policía de Chicago durante años. En 2017, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos reveló que la tasa de suicidios entre oficiales de la ciudad era un 60% más alta que el promedio de 18 suicidios por cada 100,000 oficiales a nivel nacional. El informe recomendó mejorar la disponibilidad de asesorías de salud mental para los policías.

El cuerpo de Boyd fue retirado de Homan Square en ambulancia en una caravana que incluyó a otros vehículos de la Policía de Chicago. Se dirigió a la oficina del médico forense del Condado de Cook, hasta donde docenas de otros oficiales llegaron en señal de respeto. Una bandera estadounidense gigante colgaba entre las escaleras parcialmente elevadas de dos camiones de bomberos.

La alcaldesa Lori Lightfoot ofreció sus condolencias el martes por la tarde.

“Estamos realmente sin palabras por la muerte del subdirector Dion Boyd”, escribió la alcaldesa en Twitter.

“Esta devastadora pérdida no solo se sentirá en todos los niveles de este Departamento, sino en las innumerables comunidades y hogares que el subjefe Boyd ayudó durante su servicio de décadas a nuestra ciudad”, escribió Lightfoot.

“Se lo digo a todos los oficiales: queremos que sepan que merecen ayuda para sentirse bien; nadie necesita batallar solo”.

Exhortó a cualquier oficial “que está sufriendo y siente que no tiene a dónde ir” a que se comunique con los capellanes del departamento o con el programa de asistencia a empleados, si es necesario.

The Latest
The group said a change in curfew wasn’t the answer. More resources, like after-school programming and community centers that stay open late, would help prevent gun violence, they said.
The Deshaun Watson lawsuit saga raises the troubling question of how much NFL teams will endure to land a great QB.
Irvin is a good in-person politician, a side of him that many in the Chicago area haven’t gotten to see so far. A “Meet Richard” tab on his campaign website features photos, his biography and an option to contribute to his campaign, but no information about public events.
This is the first time a chick hatched in Chicago has come back, said Tamima Itani, vice president and treasurer of the Illinois Ornithological Society.
Lefty Wade Miley spent two seasons with the Reds, before the Cubs claimed him off waivers this winter.