En una carta a la alcaldesa, 33 concejales se oponen al regreso a clases

Algunos estudiantes regresarían el 11 de enero y los demás el 1 de febrero.

SHARE En una carta a la alcaldesa, 33 concejales se oponen al regreso a clases
Chicago City Hall

Rich Hein/Sun-Times file

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

El Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés) dijo el domingo que muchos de sus miembros a quienes se les ha pedido que regresen a la escuela el lunes desafiarán los planes de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés) y solo enseñarán de forma remota, como también dijeron la mayoría de los concejales de Chicago en una carta a la alcaldesa y que están “profundamente preocupados” con la planes de reapertura de la Municipalidad.

Esto complica aún más los planes de la alcaldesa Lori Lightfoot y la jefa de escuelas Janice Jackson para comenzar a traer de regreso a miles de maestros y estudiantes.

Está previsto que al menos 5,800 empleados regresen a sus escuelas el lunes por primera vez desde que comenzó la pandemia, con otros 861 permisos médicos otorgados al personal y alrededor de 300 solicitudes pendientes, según CPS. Esos maestros trabajan en programas de grupo de educación preescolar y especial. Se espera que sus estudiantes regresen el 11 de enero y que miles de maestros y personal más regresen el 25 de enero para la reapertura de las escuelas el 1 de febrero para los estudiantes de kinder a octavo grado.

Treinta y tres concejales le escribieron una carta a Lightfoot y Jackson para decir que están “profundamente preocupados” con la reapertura programada de CPS este mes, expresando dudas sobre la equidad racial y los aspectos de salud y seguridad del plan de la Municipalidad. Expusieron nueve pasos que la Municipalidad debería tomar mientras busca reabrir los salones y le pidieron a la alcaldesa y al distrito escolar a colaborar con el sindicato de maestros sobre sus preocupaciones.

Jackson respondió el domingo por la noche con una extensa carta que decía que los funcionarios de CPS ya habían abordado la mayoría de las preocupaciones de los concejales y que “los datos son claros de que escuelas como la nuestra pueden reabrir de manera segura”. Jackson señaló los 16 centros de aprendizaje de la ciudad y los miles de estudiantes que asisten a clases en escuelas privadas y parroquiales como ejemplos de cómo las clases del área de Chicago han reabierto de manera segura en medio de la pandemia. Ella dijo que CPS ha “cumplido y excedido” los protocolos de mitigación en esas escuelas.

Sin embargo, CPS tiene desafíos que muchas de esas escuelas no tienen, como una mayor densidad y mayor población de estudiantes de educación especial y niños de bajos recursos. El distrito también se enfrenta a una fuerza laboral que, al menos algunos, se niega a regresar a los edificios que consideran inseguros.

Una portavoz de CTU dijo que el sindicato no sabe cuántos empleados se niegan a regresar o si eso podría descarrilar los planes del sistema escolar. Cada trabajador que le ha dicho a su director que no volverá ha recibido amenazas de disciplina por parte de CPS, pero el sindicato respaldará a cualquier miembro que decida quedarse en casa y espera que se presenten “un montón” de quejas, dijeron los líderes de la CTU.

El sindicato sostiene que los miembros tienen derechos en su contrato y legales para negarse a trabajar en un lugar de trabajo que creen que no es seguro. Aún no se ha tomado una decisión sobre una acción laboral colectiva, como un paro laboral.

Jackson le dijo al Sun-Times el mes pasado que los maestros que “no se presenten” a trabajar podrían ser despedidos.

Los concejales Ed Burke (14º), Brian Hopkins (2º) y Nick Sposato (38º) se encontraban entre un pequeño grupo de concejales conservadores que firmaron la carta, uniéndose a los progresistas que suelen alinearse con la CTU.

Los concejales reconocieron los factores estresantes del aprendizaje remoto para las familias y los maestros, pero dijeron que están “profundamente preocupados por el plan actual de las Escuelas Públicas de Chicago... no cumple con el objetivo del distrito de aumentar la equidad para los estudiantes y no aborda adecuadamente una serie de preocupaciones de seguridad identificadas por los padres, los estudiantes y el personal a la luz de la pandemia actual”.

Lightfoot ha argumentado que la reapertura de las escuelas sería una solución equitativa para los estudiantes de color que han tenido menos acceso al aprendizaje remoto. Jackson repitió ese argumento el domingo, escribiendo en su respuesta que los estudiantes negros y latinos necesitan una oportunidad para el aprendizaje en persona porque muchos “se han quedado muy atrás” en el aprendizaje remoto.

Las preocupaciones de los concejales se centran en el hecho de que, a pesar de esas intenciones, las familias anglosajonas y de clase media han optado por regresar a sus escuelas al doble que las familias negras, latinas y de bajos recursos las cuales tienen menos probabilidades de confiar en las medidas de seguridad del distrito escolar en una pandemia que ha perjudicado de manera desproporcionada a sus comunidades. Entonces, dado que ahora se espera que los maestros dividan su esfuerzo entre el salón y la pantalla, los estudiantes negros y latinos (la gran mayoría de los cuales han decidido permanecer remotos) podrían recibir incluso menos atención que antes.

The Latest
About 4 p.m., he was riding a bike in the 2100 block of East 71st Street when someone fired shots at him from a dark-colored sedan, Chicago police said.
The man, 45, left his car to exchange information with the driver of the striking vehicle when an argument between the two began, police said.
Overwhelmed by fear and anxiety, man considers running away or killing himself.
Days earlier, a shootout between two people left a woman dead and two others wounded, including one of the alleged gunmen, according to police.
About 3 a.m., the man, 35, was in the passenger seat as a female driver was traveling in the 3800 block of South Kedzie Avenue when he was struck in the neck by gunfire.