R. Kelly finalmente condenado por delitos sexuales contra menores

Kelly tenía un círculo de facilitadores que le ayudaban a tener acceso a chicas menores de edad para mantener relaciones sexuales.

SHARE R. Kelly finalmente condenado por delitos sexuales contra menores
In this courtroom sketch, R. Kelly listens from the middle of defense table (white mask, glasses, blue jacket) while the jury foreperson, far right, reads the verdict, Monday, Sept. 27, 2021, in New York.

En este dibujo del tribunal, R. Kelly escucha desde el centro de la mesa de la defensa (máscara blanca, gafas, chaqueta azul) mientras el presidente del jurado, en la extrema derecha, lee el veredicto, el lunes 27 de septiembre del 2021, en Nueva York. | Elizabeth Williams/AP

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

La condena de Kelly por cargos de tráfico sexual y chantaje asegurará que probablemente pase el resto de su vida en la cárcel.

La ex superestrella del R&B, que ganó fama y fortuna mientras vivía en Chicago, fue condenada por todos los cargos en su contra el lunes en Nueva York.

Kelly, de 54 años, aún enfrenta cargos de abuso sexual en Illinois y Minnesota.

Después de superar los cargos de pornografía infantil hace 13 años, cuando se le acusó de grabarse manteniendo relaciones sexuales y orinando sobre una niña de 14 años, Kelly podría haber obtenido la ayuda que necesitaba para superar su perversión sexual.

Pero Kelly no eligió tomar ese camino.

Eligió seguir utilizando el talento que le dio Dios para corromper las vidas de niñas lo suficientemente jóvenes como para ser sus nietas.

Fue un golpe de genio que los federales lo acusaran de dirigir una empresa criminal porque rompió un muro de silencio que era sólido como una piedra en 2008, cuando Kelly fue absuelto de los cargos de pornografía infantil.

Esta vez, Kelly se enfrentó a una avalancha de acusadores y a una cultura que ahora está mucho más dispuesta a exponer y presentar cargos contra los depredadores sexuales.

Kelly no pudo mentir ni comprar su salida de las acusaciones de haber tenido relaciones sexuales conscientemente con docenas de niñas menores de edad.

Y hace tiempo que se han ido desapareciendo sus fanáticos con pancartas que acudieron a las cortes en 2008 para mostrar su apoyo a una celebridad local.

Kelly no puede culpar de su condena a la influencia del movimiento “Me Too” ni al impactante documental revelador “Surviving R. Kelly”, aunque el documental renovó el interés por las relaciones inapropiadas de Kelly con menores.

Tuvo que pasar un tiempo para que las jóvenes negras asumieran su propia causa y para que las mujeres negras mayores les hicieran saber que las protegemos.

Eso ocurrió cuando la campaña “Mute R. Kelly” cerró los conciertos de Kelly aquí y en el extranjero. Las cofundadoras Kenyette Barnes y Oronike Odeleye iniciaron el movimiento en 2017 cuando descubrieron que Kelly iba a presentarse en un local de Atlanta.

También fue necesaria la persistencia de dos hombres blancos, Jim DeRogatis y Abdon Pallasch, mis ex colegas, para exponer la característica depredadora de la vida sexual de Kelly.

No fue fácil para estos hombres sacar a la luz una historia tan explosiva. Los críticos los condenaron como si hubieran sido el “[Tío Sam] que intenta bajar a un hermano [afroamericano] del éxito”.

Pero estos valientes periodistas dieron a las víctimas del estrellato de Kelly una plataforma en un momento en el que mucha gente negra prominente no quería escuchar esas voces.

A pesar de los escabrosos rumores, demasiados fanáticos de Kelly y personas que ganaban dinero con él seguían viéndolo como una superestrella.

Esa estrella hace tiempo que se ha desvanecido.

Tras semanas de testimonios, un jurado de Nueva York concluyó que Kelly es el monstruo que decenas de víctimas dicen que es.

No es el único culpable.

Kelly tenía un círculo de facilitadores que le ayudaban a tener acceso a chicas menores de edad para mantener relaciones sexuales.

Y todos los que fueron testigos de los abusos sexuales de Kelly a menores y no dijeron nada son parte del tráfico sexual.

Aunque Kelly era una celebridad, aparentemente con el mundo en el bolsillo, entra en la misma categoría que los “pimps” que rodean por las estaciones de autobús esperando a enganchar a una joven vulnerable.

Por desgracia, estas mujeres, que fueron atraídas de niñas por la promesa de fama y fortuna, han tardado demasiado tiempo en obtener justicia.

Y esa vergüenza es para la comunidad afroamericana.

Kelly debió haber sido desenmascarado hace mucho tiempo.

Esperemos que esta condena, largamente esperada, les dé a las víctimas de Kelly un cierre y ayude a curar las heridas que sus abusos sexuales causaron.

Después de décadas de explotar las inseguridades de las niñas negras, la desgraciada superestrella del R&B pagará por sus crímenes.

The Latest
John Park, 18, was shot in the chest Saturday in the 600 block of North St. Louis Avenue, police and the medical examiner’s office said.
A Guardians edge that has been unmistakable throughout the season is how hard they play for their manager.
The 26-year-old was stabbed in the abdomen and taken to Mount Sinai Hospital, where he died, police said.
Miley exited the game in the bottom of the fifth inning.
A 29-year-old man was killed in a shooting Saturday in the 300 block of Center Avenue.