¿Podrán los Osos de Chicago convertir la adversidad en prosperidad?

Matt Nagy espera que el enfoque cuidadoso de los Osos para manejar los desafíos presentados por las restricciones debido al COVID-19 les dé una ventaja en su preparación para la temporada 2020.

SHARE ¿Podrán los Osos de Chicago convertir la adversidad en prosperidad?
merlin_78031549.0.jpg

Tim Boyle/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Hoy, hace un año, los Osos de Chicago estaban en el campo de entrenamiento completo en Bourbonnais, Illinois, lo suficientemente avanzado como para que los críticos deportivos se preguntaran si Mitch Trubisky y la ofensiva eran tan malos o si Khalil Mack y la defensiva eran tan buenos. Y Matt Nagy estaba en su propio ritmo, lanzando pases de touchdown a Javon Wims y Anthony Miller al final de un ejercicio durante la práctica.

En la primera semana de agosto de esta temporada, con las restricciones de la cuarentena por el COVID-19 que afectan el calendario de la NFL, los Osos todavía están a una semana de su primera práctica formal. Todavía están limitados a recorridos, reuniones y trabajo de fuerza y ​​acondicionamiento.

Aún así, Nagy puede ver algunas señales de que sus masajes remotos durante la temporada baja de la cuarentena resonaron en sus jugadores. No solo regresaron en forma “excepcional”, sino que desde el principio han sido muy cuidadosos para mantenerse saludables.

“Y lo haces usando cubrebocas”, dijo Nagy. “Todo el mundo está diciendo: ‘sólo usa un cubrebocas’. Todo el mundo tiene diferentes creencias, en un nivel del 1 al 10, sobre cómo está la situación. Pero si mantenemos la simple regla de que ‘todos usen un cubrebocas’, creo que sería la mejor manera de cuidarse. Entonces eso es lo que estamos haciendo”.

“Nuestros muchachos han estado realmente fenomenales en eso. Ellos se cuidan. Y también nos cuidamos unos a otros. Si alguien no lleva el cubrebocas todos en este lugar tienen la autoridad para decirle que se lo ponga. Estamos bien resguardados y esa es la forma en que atacaremos esto”.

Las normas de la cuarentena de COVID-19 han sido prácticamente idénticos para los 32 equipos de la NFL. Pero queda por ver si el impacto es el mismo. Desde arriba hacia abajo (partiendo del dueño George McCaskey, el presidente Ted Phillips, el gerente general Ryan Pace, Nagy y el entrenador Andre Tucker, y todos los demás) los Bears han estado en modo de ataque al manejar los desafíos de la temporada baja durante el COVID-19.

Desde la ampliación de sus instalaciones hasta hacer que el complejo de Halas Hall cumpla con todo el protocolo para combatir el COVID-19, hasta el enfoque agresivo de Nagy para hacer reuniones en Zoom, los Osos han estado al tanto de la situación. Cuando los Osos pueden decir que sus instalaciones ofrecen una “gran ventaja”, como dijo Pace la semana pasada, entiendes que estamos en tiempos sin precedentes. Su expansión de vanguardia de 162,500 pies al Halas Hall, que se completó el año pasado, ya ha sido más útil de lo que imaginaron.

¿Hará la diferencia? ¿Su cuidado y preparación les dará a los Osos una ventaja cuando comience la temporada? Eso creen ellos.

“Los equipos que mejor se adaptan, los equipos que se toman el cuidado muy en serio tendremos una ventaja por la forma en que abordamos esto, incluyendo a todo nuestro equipo y a nuestro personal”, dijo Pace.

Incluyendo la emotiva reunión del equipo por Zoom tras las manifestaciones contra la injusticia racial tras el asesinato de George Floyd, Nagy cree que la temporada baja del COVID-19 ha fortalecido a los Bears.

“Solo que Ryan y yo tengamos una comunicación constante con estos muchachos durante la temporada baja, creo al 100 por ciento que, a pesar de lo unidos que fuimos en los últimos dos años, nos hemos vuelto aún más unidos”, dijo Nagy. “Lo ves en el campo de prácticas. Lo ves en la forma en que hablan los muchachos. Ahora puedo mirar hacia afuera y ver a la gente cumpliendo con la distancia social, almorzando y fortaleciendo sus relaciones. Así que eso nos encanta. Y queremos que siga así”.

Pero más que una temporada de huelgas, este parece ser un territorio inexplorado para la liga.

“Estamos lidiando con un gran problema con COVID ahora, al igual que otros 31 equipos de la NFL”, dijo Nagy. “Y a cada uno lo suyo. Lo que podemos hacer es sentar las bases para la seguridad aquí. Si los jugadores se sienten seguros y saben que los amas y sienten ese amor, entonces harán todo lo que esté a su alcance para hacer todo lo posible para estar bien a partir del 13 de septiembre”.

The Latest
The man, 39, was shot about 1:50 a.m. in the 400 block of East Erie Street, police said.
Voting, supporting election workers and fighting back against the Big Lie are part of saving our “grand experiment.”
Officials responded to a call of multiple people shot about 12:20 a.m. in the 6500 block of South Martin Luther King Drive.
We cannot live together as a community unless we accord others the same respect we ask for ourselves.
The boy suffered gunshot wounds to the ankle and buttocks. He was taken to Comers Children’s Hospital in good condition.