Maestros y otros ‘trabajadores esenciales’ podrían ser los siguientes en recibir la vacuna

‘En cuanto a los trabajadores esenciales, no anticipamos poder avanzar hasta realmente dentro del plazo de febrero a marzo’, dijo la funcionaria de salud.

SHARE Maestros y otros ‘trabajadores esenciales’ podrían ser los siguientes en recibir la vacuna
Pharmacy resident Rona Jin prepares to administer a dose of the Pfizer coronavirus vaccine at Mount Sinai Hospital in December.

Ashlee Rezin García/Archivo Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Chicago está a por lo menos uno o dos meses de vacunar a los trabajadores esenciales contra el COVID-19 aunque inicialmente no habrá suficientes vacunas para este gran grupo que incluye maestros, policías, empleados de supermercados, trabajadores de fabricas, entre otros, dijo la funcionaria de salud de la Municipalidad.

La Dra. Allison Arwady dijo el martes que la Municipalidad continúa enfocándose en vacunar a tantos trabajadores de la salud dentro y fuera de los hospitales como sea posible, así como a pacientes y trabajadores de hogares de ancianos.

Los siguientes serán las personas de 65 años o más y los trabajadores esenciales. Arwady advirtió que los próximos grupos prioritarios serán tan grandes que distribuir las vacunas llevará tiempo, incluso cuando el gobierno federal prometió enviar más vacunas.

“No va a haber suficientes vacunas para todos de inmediato”, dijo Arwady, y señaló que la ciudad está recibiendo hasta 33,000 dosis de vacunas por semana. “Tenemos 360,000 residentes de Chicago mayores de 65 años y tenemos cientos de miles de trabajadores esenciales que han estado en ese grupo de prioridad”.

La administración Trump dijo que mandará más vacunas a los estados, revirtiendo la decisión anterior de retener las inyecciones para que haya suministro para las segundas dosis.

Al decir que está comprometida a asegurarse de que todos los vacunados reciban una segunda inyección, Arwady señaló que pasarán semanas o tal vez meses antes de que los trabajadores fuera de la atención médica sean vacunados.

“Nos gustaría ver que parte de esta conversación del gobierno federal realmente se resuelva, entender cuáles son nuestros números de vacunación”, dijo Arwady. “En cuanto a los trabajadores esenciales, no anticipamos poder avanzar hasta realmente dentro del plazo de febrero a marzo”.

Un grupo de derechos de los trabajadores dijo que la Municipalidad debe abordar los peligros que enfrentan los trabajadores esenciales, muchos de ellos afroamericanos y latinos, que no pueden trabajar desde casa y sufren de manera desproporcionada el virus.

“Para prevenir la propagación del virus y proteger a las comunidades más afectadas, debemos centrarnos en el lugar de trabajo como epicentro de la pandemia”, dijo Shelly Ruzicka, portavoz de Arise Chicago.

Arwady reconoció los riesgos, pero reiteró que los trabajadores de la salud son los primeros en la fila debido a su contacto con personas enfermas. Ha habido más de 54,000 habitantes de Chicago que recibieron la primera dosis y menos de 14,000 que recibieron las segundas inyecciones, dijo Arwady.

“Estamos trabajando arduamente para asegurarnos de que esta vacuna se priorice para las personas con mayor riesgo”, dijo Arwady.

Las dos vacunas aprobadas para uso de emergencia requieren segundas dosis. La vacuna Pfizer se administra tres semanas después de la primera dosis y la vacuna Moderna requiere una inyección de seguimiento cuatro semanas después de la primera.

El secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, había dicho que era necesario retener la vacuna para asegurarse de que todos los vacunados recibieran la segunda inyección, pero ahora dice que la fabricación de la vacuna garantiza un suministro amplio.

El gobernador J.B. Pritzker y otros siete gobernadores demócratas escribieron una carta a Azar la semana pasada calificando la decisión de retener la vacuna como “inconcebible e inaceptable”.

El presidente electo, Joe Biden, dijo que enviará más vacunas a los estados.

The Latest
The wounded were in the 400 block of South Wells Street about 1:45 a.m. when they were shot.
A man and woman were on the sidewalk in the 4600 block of South Ellis Avenue about 10:40 p.m. when someone opened fire, striking them both.
The 29-year-old was taken to the University of Chicago Medical Center, where he was pronounced dead, police said.