clock menu more-arrow no yes

Filed under:

El año que todos quieren que termine… no terminará tan pronto

La alarmante advertencia del gobernador Pritzker se produjo cuando el estado anunció su sexto día consecutivo con más de 1,200 nuevos casos de COVID-19

Ashlee Rezin Garcia/Sun-Times

Read in English

QUINCY, Ill. - ¿Está ansioso por deshacerse de su cubrebocas? Mejor piénselo dos veces. El año que todos quieren que termine… no terminará tan pronto.

El gobernador J.B. Pritzker dijo el lunes que es poco probable que Illinois vuelva a la normalidad hasta algún momento del año próximo.

“No tenemos que hacer esto para siempre”, dijo el gobernador demócrata en una conferencia de prensa en el Departamento de Salud Pública del Condado de Adams en el lado oeste de Illinois. “Todavía no hemos llegado. Y francamente, en mi humilde opinión, no saldremos de esta situación hasta 2021”.

“No soy médico, pero esa es mi observación, que no podremos quitarnos la máscara y seguir con todo lo que estábamos haciendo hace siete, ocho meses por algunos meses más, tal vez seis meses o más”.

La predicción de Pritzker se produce cuando el estado anunció su sexto día consecutivo con más de 1,200 nuevos casos COVID-19 y una tasa de casos positivos que sigue aumentando.

Los funcionarios de salud anunciaron que otras 1,276 personas dieron positivo al coronavirus, lo que eleva el total del estado a 172,695 casos.

Desde mediados de marzo el coronavirus ha cobrado 7,416 vidas en Illinois.

Las nuevas infecciones se confirmaron entre los 30,567 resultados de pruebas reportadas al Departamento de Salud Pública de Illinois, el segundo lote de pruebas más pequeño de los últimos 10 días. La tasa de casos positivos del estado aumentó en los últimos siete días al 3.8%. Aunque el aumento de 0.8% desde el lunes pasado, el estado permanece muy por debajo del promedio nacional de 8.2%, según la Universidad Johns Hopkins.

Durante semanas, Pritzker se ha preocupado de que lo que él llamó un “leve repunte” en los casos de COVID-19 pudiera ser una señal de que el estado está “yendo en la dirección equivocada”. La semana pasada, puso a cuatro condados en el “nivel de advertencia” por “comportamiento riesgoso”.

El promedio diario de casos en Illinois en julio aumentó a 1,091 con el anuncio del lunes. Aunque esa cifra marca un aumento del 42.8% sobre el promedio diario de 764 casos en junio, todavía está muy lejos del máximo alcanzado en mayo, cuando el estado tuvo un promedio de más de 2,100 casos nuevos por día.

A pesar del aumento reciente de infecciones, el número de muertes del estado por COVID-19 se mantuvo relativamente bajo, con solo 18 muertes adicionales reportadas el lunes. Ese número marca un aumento importante desde el domingo, cuando Illinois informó que solo una persona había muerto por el coronavirus (el recuento de muertes más bajo del estado en cuatro meses). Sin embargo la cifra del lunes mantiene la tendencia de julio, ya que el estado promedia 18 muertes por día por coronavirus.

El lunes, el mismo día en que entró en vigencia el mandato de mascarilla facial en todo el estado de Indiana, Pritzker se reunió con funcionarios locales en Quincy como parte de un esfuerzo local para lograr que más personas se cubran el rostro.

La ciudad sobre el río Mississippi es la sede del condado de Adams, uno de los cuatro condados en la lista de advertencia de Pritzker. Los otros tres son LaSalle, en el centro-norte de Illinois, el centro de Peoria y Randolph en la región Metro East, cerca de St. Louis.

Mientras los líderes en Quincy están considerando una aplicación más estricta de las pautas de distanciamiento social obligatorias del estado, Pritzker apuntó a los escépticos del coronavirus, diciendo que el estado no superará la pandemia hasta, al menos, 2021.

El demócrata de Chicago pidió a los funcionarios locales que cierren barras que no respeten los límites de capacidad, como ya lo han hecho los alcaldes de Chicago, Springfield y Kankakee.

“Contamos también con los residentes locales para responsabilizar a sus funcionarios electos”, dijo Pritzker. “Exija que tomen medidas, porque si no lo hacen, llevarán a toda la región de regreso al cierre de negocios y a mayores pérdidas de empleos, o incluso a otra orden de quedarse en casa”.

Maureen Kahn, presidenta y directora ejecutiva de Blessing Health System en Quincy, instó a las personas en el condado de Adams a usar cubrebocas, ya que el recuento de casos de COVID-19 está aumentando y los pacientes contagiados con el virus están llenando su hospital.

“Hemos visto más pacientes en nuestras camas de hospital en las últimas tres semanas de lo que vimos en Marzo, Abril y Mayo”, dijo Kahn. “Y estamos usando más medicinas y más recursos que en todos esos meses”.

Madeline Kenney reportó desde Chicago y Neal Earley desde Quincy.