Opinión: Es hora de cerrar la brecha digital en la comunidad latina

Un programa federal patrocina internet de alta velocidad a bajo costo para familias necesitadas.

SHARE Opinión: Es hora de cerrar la brecha digital en la comunidad latina
A 2021 Pew Research study found that only 67% of Hispanic adults reported owning a computer and only 65% said they have internet service at home, compared to 80% of white adults who reported both.

Un estudio de Pew Research del 2021 encontró que solo el 67% de los adultos hispanos reportaron tener una computadora y solo el 65% dijo tener servicio de internet en el hogar.

Pixel-Shot - stock.adobe.com

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

En este país ya no alumbramos nuestras casas con velas, ni sacamos agua del pozo. Pero aunque la electricidad y el acceso al agua potable limpia son comunes en los Estados Unidos, otro derecho humano básico, la capacidad de participar plenamente en la vida moderna a través de un servicio de internet bueno sigue estando fuera del alcance de muchos.

Un estudio de Pew Research del 2021 encontró que alrededor del 34% de los hogares de bajos ingresos en Estados Unidos tienen problemas para pagar el servicio de internet de banda ancha en el hogar en medio del COVID-19. Un reporte de BroadbandNow del 2022 estima que al menos 42 millones de estadounidenses carecen de acceso al internet de banda ancha.

Para más de 650,000 familias de Illinois, el costo es un impedimento clave para acceder a un servicio de Internet suficiente. Y más de 1.1 millones de habitantes de Illinois carecen de dispositivos de computadora en el hogar, incluido más del 20% de los hogares con niños menores de 18 años.

La administración de Biden anunció recientemente que había llegado a acuerdos con 20 proveedores de internet, que cubren a más del 80% de los estadounidenses, para proporcionar a los hogares elegibles para planes de internet de alta velocidad del Programa de Conectividad Asequible (ACP, por sus siglas en inglés) por menos de $30 al mes.

Esto lo cambiará todo para muchas familias. Recomendamos a que más proveedores se unan a los 20 iniciales que ofrecen un plan por $30 al mes.

Estamos agradecidos de que fortalecer el programa sea una de las principales prioridades en los niveles más altos de nuestro gobierno. Pero hay preocupaciones: ¿los legisladores locales (alcaldes, concejales y otros con contacto directo con sus comunidades) sabrán lo que significa ACP, y cómo pueden ayudar a sus comunidades a utilizarlo?

¿Los que son elegibles tienen lo que necesitan para inscribirse?

Este es un asunto especialmente urgente para la comunidad latina, que se ve afectada de manera desproporcionada por la brecha digital. Otro estudio de Pew Research del 2021 encontró que solo el 67% de los adultos hispanos reportaron tener una computadora y solo el 65% dijo tener servicio de internet en el hogar, en comparación con el 80% de los adultos anglosajones que reportaron tener ambos.

Para que un programa gubernamental importante como ACP tenga éxito, los socios comunitarios confiables deben trabajar junto con los gobiernos estatales y locales para crear conciencia, guiar a los líderes locales e impulsar el compromiso.

En noviembre de 2021, Heartland Forward formó una sociedad con la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por sus siglas en inglés) para aumentar la participación en el ACP en la comunidad latina, trabajando desde cero. Hasta la fecha, LULAC y Heartland Forward ha realizado con éxito eventos piloto de alcance comunitario en iglesias, escuelas y bibliotecas locales con 13 consejos locales de LULAC en cuatro estados.

En Illinois, hemos capacitado y apoyado varios consejos locales de LULAC que ya han llegado a más de 4,500 personas con información sobre el ACP. Imagínese lo que esto significa para los inscritos: las personas mayores con movilidad limitada ahora pueden conectarse con sus médicos a través de citas remotas (telemedicina), los estudiantes pueden acceder a las fuentes que necesitan para tener éxito en la escuela y decenas de personas que buscan trabajo pueden completar aplicaciones o solicitar asistencia del gobierno sin tantos problemas como antes.

Este tipo de cambio es fundamental para aumentar la inscripción en el ACP. Después de todo, todavía hay importantes desafíos que superar. Muy pocas personas han oído hablar de ACP, y durante el último año quedó claro que el programa no se está utilizando en gran medida.

El Instituto Benton estima que 36 millones de hogares eran elegibles para el programa anterior al ACP, mientras que los recuentos federales muestran que poco más de 12 millones de hogares estaban inscritos en el ACP a partir de la semana del 30 de mayo de 2022.

Para algunos, el internet de alta velocidad gratis o con descuento puede parecer demasiado bueno para ser verdad. Para otros, la duda sobre entregar información personal al gobierno puede disuadirlos de llenar una solicitud, aunque califiquen. Y las barreras del idioma, empeoradas por un proceso de solicitud aún complicado, podría detener a las familias.

Heartland Forward y LULAC saben que el acceso a internet de alta velocidad es esencial para crear oportunidades económicas reales y equidad para la comunidad latina. Desde oportunidades de trabajo hasta alimentar a nuestras familias, el acceso a internet de alta velocidad es un requisito para participar en la vida moderna.

Esperamos que otros líderes comunitarios y organizaciones sin fines de lucro se unan a nosotros para colaborar para aumentar el éxito del programa ACP y que más proveedores decidan participar, para que podamos avanzar hacia el cierre de la brecha digital en todo el país.

Sindy M. Benavides es la directora ejecutiva de LULAC. Angie Cooper es la directora de programas de Heartland Forward.

The Latest
The area’s top 10 pass catchers include a Notre Dame commit, the Public League’s top prospect and four Big Ten recruits.
The Lyte Lounge in the Greater Grand Crossing neighborhood wants to be a beacon for young people struggling with homelessness. Visitors can grab a meal, find community and feel at home.
The man, 32, was arguing with someone about 3:30 a.m. in the 1100 block of North Ridgeway Avenue when he was shot multiple times, Chicago police said.
He was driving in the 4300 block of South Western Boulevard when he heard gunshots and felt pain, police said.
The men were outside in the 3100 block of West Montrose Avenue when they heard gunshots and felt pain, police said.