clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Médicos y sus hijos piden quedarse en casa para el día festivo

Proyectan que 50 millones de estadounidenses viajarán para el Día de Acción de Gracias este año, solo un 9% menos que la estimación de 55 millones del año pasado.

Mia Lopez, 7, speaks at a news conference Monday, Nov. 23, 2020 organized by Cook County Health. With her is her mom, Heather Prescaro, an emergency department nurse. They and other Cook County Health staff are asking residents to stay at home for Thanksgiving to limit the spread of the coronavirus. Anthony Vazquez/Sun-Times

Read in English

Mia López, una niña de siete años, tiene un deseo para los días festivos: por favor, quédense en casa, todos.

Su madre, Heather Prescaro, es enfermera del departamento de emergencias del hospital Cook County Health. Y aunque Mia está orgullosa de su madre por ayudar a combatir el COVID-19, también está preocupada porque esa lucha termine pronto.

“Mi deseo es que todos se queden en casa, para que no les pegue el COVID. Para que todos puedan estar sanos y seguros ”, dijo Mia en la conferencia de prensa organizada por Cook County Health.

Mia y su madre se unieron a otros trabajadores y a sus hijos el lunes para pedirle a los habitantes de Chicago a quedarse en casa durante la temporada navideña para frenar la propagación del virus.

“El aumento está golpeando más rápido y con más fuerza que en marzo. En mi carrera, nunca había visto nada como esto y los hospitales de todo el país están abrumados”, dijo el Dr. Michael Hoffman, médico principal de las unidades de COVID-19 en Cook County Health.

Los funcionarios estatales de salud pública informaron el lunes sobre 8,322 nuevos casos confirmados y probables de COVID-19, así como 47 muertes adicionales. Hasta el domingo por la noche, se informó que 6,171 personas con el virus se encontraban en el hospital.

Hoffman dijo que, por primera vez en 15 años, no viajará para el Día de Acción de Gracias y les rogó a los demás hacer lo mismo.

“Sé que es mucho pedir, pero un Día de Acción de Gracias virtual potencialmente evitará una navidad en la UCI (unidad de cuidado intensivo), o algo peor”, agregó.

Mason, de 7 años, sabe que la gente quiere celebrar las fiestas con sus familias, pero les pidió a todos que se quedaran en casa porque él sabe lo duro que trabajan los médicos.

“Mi mamá [Jillyan Iwinski] es terapeuta respiratoria. Ayuda a los pacientes con COVID a respirar. Trabaja muy duro porque se preocupa por los pacientes. Sé que todos queremos celebrar las fiestas, pero quédese en casa”, dijo.

Nimmy Tom, enfermera clínica de Cook County Health, ha estado en primera línea durante siete meses, y mientras estaba embarazada.

“Me gustaría poder quedarme en casa y cuidar a mi recién nacido en los primeros días de su vida”, dijo. “Pero si este aumento continúa, tendré que volver a trabajar para ayudar a mis colegas”.

Hoffman espera que las restricciones y mitigaciones actuales ayuden, pero la cooperación del público sigue siendo vital. Su preocupación se despertó recientemente con las fotos de los viajeros en el aeropuerto O’Hare.

“Cuando salieron esas imágenes, en realidad pensé que era una reproducción de lo que solían ser los viajes de Acción de Gracias en años pasados. Como médico y proveedor de atención médica, estoy profundamente preocupado”, dijo.

AAA proyecta que 50 millones de estadounidenses viajarán para el Día de Acción de Gracias este año, solo un 9% menos que la estimación de 55 millones del año pasado.

La Dra. Sharon Welbel, presidenta de control de infecciones y epidemiología hospitalaria de Cook County Health, dijo que los dos hospitales del sistema de salud, Stroger y Provident, todavía tienen suficientes ventiladores disponibles, pero quieren asegurarse de que siga siendo así.

“Se necesita que la comunidad en general haga de su parte”, dijo Welbel. “Si no ayudan, no podremos controlar esta propagación”.