Acusan a un policía de Chicago de arrodillarse en la espalda de niño de 14 años

El sargento Michael Vitellaro se enfrenta a cargos de mala conducta oficial y agresión agravada en el enfrentamiento del 1 de julio, según la Policía de Park Ridge.

SHARE Acusan a un policía de Chicago de arrodillarse en la espalda de niño de 14 años
Screen_Shot_2022_08_18_at_4.58.49_PM.png

El sargento de la Policía de Chicago Michael Vitellaro fue acusado de dos delitos graves el jueves después de que fuera captado en vídeo arrodillándose sobre la espalda de un niño de 14 años el mes pasado en Park Ridge.

Romanucci & Blandin

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Un sargento de la Policía de Chicago ha sido acusado de batería agravada por supuestamente arrodillarse sobre la espalda de un niño de 14 años que creía que estaba se robando la bicicleta de su hijo afuera de un Starbucks de Park Ridge el mes pasado.

El sargento Michael Vitellaro, de 49 años, enfrenta cargos de delito agravado por mala conducta oficial y batería agravada en relación con el incidente del 1 de julio, según la Policía de Park Ridge. Él mismo se entregó a la Policía de Park Ridge el jueves.

Screen_Shot_2022_08_18_at_1.26.30_PM.png

Michael Vitellaro | Policía de Park Ridge

La familia del adolescente hizo público un vídeo del enfrentamiento días después y cuestionó si estaba motivado por razones raciales. El joven es de origen puertorriqueño y Vitellaro es blanco.

Los padres, Ángel y Nicole Nieves, dijeron que los cargos “son un fiel reflejo de lo que todos vimos en el vídeo: Un abuso de poder, no sólo sin causa probable, sino que con cero causa”.

“No hay absolutamente ningún espacio en nuestra comunidad para este tipo de agresión innecesaria contra nuestros hijos y estamos agradecidos por el progreso de hoy”, dijeron en un comunicado.

Durante una audiencia judicial el jueves, la asistente de la fiscal del estado Mary McDonnell dijo que el sargento fue informado alrededor de las 5:15 p.m. del 1 de julio de que la bicicleta de su hijo de 13 años había sido robada de la Biblioteca Pública de Park Ridge y había sido vista cerca del Starbucks en 100 S. Northwest Highway.

Cuando Vitellaro llegó, esperó con la esperanza de atrapar a la persona que había robado la bicicleta, dijo McDonnell. El hijo de Nieves estaba sentado en su propia bicicleta cerca con un grupo de amigos.

Cuando el niño tocó la bicicleta del hijo de Vitellaro, éste se acercó a él, lo agarró del antebrazo y lo empujó al suelo, dijo McDonnell. A continuación, Vitellaro sujetó al chico de los brazos y le puso una rodilla en la espalda.

El vídeo compartido por la familia muestra a los amigos del niño rodeando a Vitellaro y gritándole que se bajara de él.

“Se está llevando la bicicleta de mi hijo”, se le oye decir a Vitellaro.

Los amigos le gritan: “No, no lo está haciendo”, mientras ayudan a levantar al niño del suelo.

McDonnell señaló que el niño le pidió a Vitellaro en repetidas ocasiones que lo dejara ir. Durante ese tiempo, Vitellaro llamó al 911 y le dijo al operador que era un policía, dijo McDonnell.

Cuando un espectador le preguntó a Vitellaro por qué estaba encima del chico, éste siguió insistiendo en que el adolescente había robado la bicicleta de su hijo, dijo McDonnell. Después de permitir que el chico se levantara, Vitellaro lo siguió mientras el joven se alejaba llorando y le suplicaba al sargento que “se alejara de él”.

Cuando llegaron los agentes de Park Ridge, Vitellaro señaló al chico y lo identificó como un ladrón de bicicletas, dijo McDonnell. Pero la videovigilancia aparentemente muestra que el chico no se llevó la bicicleta, que ya estaba afuera del Starbucks cuando él llegó.

Al día siguiente, Vitellaro presentó un reporte a la policía de Chicago y calificó el incidente como una “detención fuera de servicio”. Describió al adolescente como el “agresor” y afirmó que el chico se alejó y no respondió a las indicaciones.

Vitellaro fue relevado de sus atribuciones policiales el miércoles, dijo un portavoz de la Policía de Chicago. El departamento de policía y la Oficina Civil de Responsabilidad Policial (COPA, por sus siglas en inglés) están investigando sus acciones.

El abogado de Vitellaro, James McKay, dijo que el hijo del sargento tiene un raro trastorno sanguíneo y que le robaron la bicicleta cuando no estaba poniendo atención. McKay dijo que Vitellaro vio al hijo de Nieves subirse a la bicicleta, lo que lo llevó a creer que el adolescente era la persona que la había robado.

Vitellaro utilizó su entrenamiento policial para detener al adolescente, según McKay, quien dijo que su cliente llamó al 911 y cooperó con la policía durante la investigación. McKay afirmó que Vitellaro puso “suavemente” su rodilla en la espalda del chico, señalando que el adolescente se negó a recibir atención médica.

McKay describió a su cliente como un “dedicado servidor público” y habitante de Chicago desde hace mucho tiempo, que obtuvo una maestría y es voluntario en la Escuela Primaria Ebinger en Edison Park.

El juez Anthony Calabrese ordenó que Vitellaro saliera en libertad bajo una fianza de $25,000, lo que significa que no tiene que depositar ningún dinero para salir. Su próxima cita en la corte fue fijada para el 8 de septiembre.

Durante una conferencia de prensa más tarde el jueves, el abogado de los Nieves, Antonio Romanucci, pidió la destitución de Vitellaro y dijo que la familia se está preparando para presentar una demanda en un “futuro muy cercano.”

Ángel Nieves dijo que su hijo estaba emocionado por volver a la escuela y empezar a jugar al fútbol, aunque no está claro cómo le ha afectado el incidente.

“Yo diría que esto va a tener un efecto a largo plazo en él”, dijo Ángel Nieves. “Pero hasta ahora, está mostrando algunas buenas señales de ser capaz de procesar (lo que pasó) y seguir adelante”.

Screen_Shot_2022_08_18_at_5.20.06_PM.png

Ángel y Nicole Nieves

Romanucci & Blandin

The Latest
Korchinski made some smart decisions in his 19:02 of ice time, but the Hawks lost to the Blues 4-1.
The Sox’ losing streak reaches seven after a loss to the Twins.
The way in which the mayor and CPS are pushing forward with this current, controversial and problematic proposal is troubling. There has not been meaningful community engagement with open, public meetings and true dialogue
The 19th century Victorian house will lose its status as the ‘candy house’ but will remain a testament to another era of Chicago.