Vicepresidenta Kamala Harris visita Highland Park y pide una prohibición a las armas de asalto

Kamala Harris adoptó un tono sombrío ante miles de maestros de Chicago en el McCormick Place cuando se tomó los primeros cinco minutos para hablar de la masacre del Día de la Independencia y presionar por “leyes razonables de seguridad de las armas”.

SHARE Vicepresidenta Kamala Harris visita Highland Park y pide una prohibición a las armas de asalto
HIGHLANDPARK_070622_25.JPG

La Vicepresidenta Kamala Harris habla con los periodistas en el centro de Highland Park.

Anthony Vazquez/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

La Vicepresidenta Kamala Harris pidió restricciones más estrictas sobre las armas, incluyendo la prohibición de las armas de asalto en todo el país, “para poner fin a este horror”, durante una visita en Chicago el martes por la noche, un día después de que un hombre armado matara a siete personas e hiriera a decenas más en un desfile del 4 de julio en Highland Park.

El viaje de Harris a Chicago para hablar en la reunión anual de la Asociación Nacional de Educación se anunció tres días antes de que se produjera el último atentado con víctimas mortales en el suburbio de North Shore.

Su visita culminó con una parada en Highland Park para reunirse con funcionarios locales y agentes de policía.

Antes, la primera mujer y persona de color del país en ocupar la vicepresidencia adoptó un tono sombrío ante miles de maestros en el McCormick Place, al tiempo que aprovechó los primeros cinco minutos de su discurso para condenar la masacre y presionar para que se promulguen “leyes razonables sobre la seguridad de las armas”.

“[El lunes] debería haber sido el día para reunirse con la familia y los amigos para celebrar la independencia de nuestra nación. Y en cambio, esa comunidad sufrió una violenta tragedia: niños, padres, abuelos, víctimas de un acto insensato de violencia con armas de fuego”, dijo Harris. “Todos lloramos por las vidas que han cambiado para siempre en esa comunidad, incluidos, por supuesto, los estudiantes y los maestros de esa comunidad que han sufrido una gran pérdida”.

“Tenemos que poner fin a este horror. Tenemos que poner fin a esta violencia. Y debemos proteger a nuestras comunidades del terror de la violencia con armas de fuego”, dijo Harris, señalando que la tragedia de Highland Park fue la última de una serie constante de tiroteos masivos en todo Estados Unidos.

“Aquí estamos y nuestra nación todavía está de luto por la pérdida de esos 19 bebés y sus dos maestros en Uvalde... Los maestros no deberían tener que practicar cómo [protegerse] en un aula”, dijo entre aplausos masivos. “Los maestros no deberían tener que saber cómo tratar una herida de bala. Y a los maestros no se les debería decir que se hubieran salvado vidas si sólo hubieran portado un arma”.

Harris hizo hincapié en la primera regulación significativa sobre armas aprobada por el Congreso en 30 años y firmada por el presidente Joe Biden el mes pasado. La legislación bipartidista firmada por Biden el 25 de junio amplía las comprobaciones de antecedentes para los compradores de armas menores de 21 años, reserva millones de dólares para incentivar a los estados a promulgar leyes de alerta que confisquen las armas de las personas consideradas peligrosas por un juez, y endurece las penas para los compradores intermediarios.

Pero la Casa Blanca ha reconocido que es probable que estas medidas no eviten futuras masacres similares a la que ha sacudido el área de Chicago.

“Tenemos que hacer más”, dijo Harris. “El Congreso debe tener el valor de actuar y renovar la prohibición de las armas de asalto. ... Un arma de asalto está diseñada para matar a muchos seres humanos, rápidamente. No hay ninguna razón para que tengamos armas de guerra en las calles de Estados Unidos. Necesitamos leyes de seguridad de armas razonables”.

Durante el resto de su discurso de 25 minutos ante los representantes de uno de los mayores sindicatos del país, Harris promocionó el esfuerzo de la administración por invertir en la educación para impulsar la organización sindical.

Tras el discurso, Harris y su marido, el segundo señor Doug Emhoff, se detuvieron en Highland Park. La Vicepresidenta habló con funcionarios locales y agentes de policía y se dirigió brevemente a la multitud.

En mayo, Biden visitó Uvalde, Texas y Búfalo, Nueva York después de que la catastrófica violencia con armas de fuego afectara a esas ciudades.

En una rueda de prensa horas antes del discurso de Harris, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que el Presidente no ha hecho planes para visitar Highland Park, pero no lo descartó. Biden tiene planeado hablar el miércoles en Ohio.

Biden emitió un comunicado el lunes en el que decía estar “conmocionado por la violencia armada sin sentido que, una vez más, ha llevado el dolor a una comunidad estadounidense en este Día de la Independencia.”

The Latest
Candace Parker reached another career milestone, becoming the fifth player in WNBA history with 600 career blocks.
The nearly 500 protesters also put tape over their mouths as a silent protest against social media’s “sensitive content” tag they say is being used to block news stories of Russian acts of terror.
A new report lays bare how far our state has to go since the disruption caused by COVID-19.
The boy was arrested moments after allegedly trying to take a vehicle from a man Saturday in the 3800 block of West Arthington Street.
“Let me put it this way,” Krishnamoorthi said Sunday. “I think that the Prime Minister of Japan said he gets a lot of advice from Rahm Emanuel directly.”