clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Fotógrafo de Florida se detiene en Chicago para ayudar a desempleados a sacarse retratos profesionales

Harry Aaron viaja por el país ofreciendo fotografías accesibles a los desempleados afectados por la pandemia.

Photographer Harry Aaron has been traveling around the country and living in his car, taking professional headshots for whatever people can afford to pay. He was at the Logan Square Creative Studio on Friday, Oct. 2, 2020. Tyler LaRiviere/Sun-Times

Read in English

Durante casi una semana Harry Aaron ha estado conduciendo desde el sureste hacia el medio oeste. Un Chevy Cruze 2015 de color rojo brillante, con placas de Florida, se estacionó frente a una pequeña tienda en Logan Square mientras Aaron señalaba una bolsa en el asiento delantero.

“Mira, aquí es donde están todas mis playeras, y en la parte de atrás, no estoy seguro si puedes ver, hay un tapete de yoga”, dijo Aaron señalando a través de la ventana del lado del pasajero. “Lo uso para estirar la espalda. Hago yoga en las paradas de descanso en la carretera para aliviar mis dolores de espalda“.

Durante la próxima semana, el viaje lo llevará a través del antiguo corredor industrial del Medio Oeste llamado “Rust Belt” y hacia la costa este. El viaje lo hará buscar cualquier estacionamiento de Walmart para dormir y un Planet Fitness donde bañarse.

Al final de su viaje, el fotógrafo de 28 años habrá agregado 3,500 millas al Chevy para completar su misión: proporcionar fotografías profesionales con el criterio de “paga lo que puedas” a trabajadores desempleados y artistas sin trabajo.

Su proyecto “Refresh Portrait” lo hará llegar a 10 ciudades desde Florida hasta el norte de Maine.

“Es algo en lo que, de ciudad en ciudad, me va colocando en los mismos zapatos que mucha gente a la que estoy fotografiando”, dijo Aaron. “Mi seguro de desempleo se ha agotado, no sé cuándo será mi próximo trabajo fijo o cómo voy a pagar el alquiler en casa”.

“Comenzó como algo para ayudar a los demás, pero casi se ha convertido en un salvavidas para mí”, dijo Aaron.

Le da a cada persona 10 minutos, tomando tantas fotos como pueda en ese tiempo. La persona elige sus tres favoritos, que Aaron edita y le envía por correo electrónico unos días después.

Nadia Bernal, de 19 años, condujo desde Uptown para obtener sus primeras tomas. Estaba nerviosa, pero Aaron la ayudó a calmarse.

“Creo que es realmente bueno lo que [Aaron] está haciendo al ayudar a los trabajadores desempleados y a los artistas”, dijo Bernal. “Es simplemente asombroso que esté haciendo todo lo posible para ayudar a las personas que lo necesitan en este momento”.

Bernal, una estudiante de Harold Washington College, espera usar esas fotografías para seguir una carrera como actriz.

Aaron vive en Orlando y ha hecho una carrera en la fotografía deportiva documentando la NBA y la NFL, así como la lucha libre profesional y la Major League Soccer. Luego, la llegada de la pandemia de coronavirus terminó con el entretenimiento en vivo. El trabajo comenzó a agotarse para él en una ciudad que ha centrado su economía en el turismo, incluidas las convenciones internacionales en las que a menudo encontraba trabajos paralelos.

“Estoy completamente comprometido con esto personal, emocional y financieramente”, dijo Aaron. “Una vez hecho todo esto, no tengo otra opción que ir a ver si en mi Best Buy más cercano todavía están contratando”.

Antes de que llegue ese momento, está comprometido a ayudar a otras personas que perdieron sus trabajos a causa de la pandemia a encontrar algo nuevo.

“Con la forma en que todo está en línea ahora, no importa la industria donde estén, necesitan tener una imagen profesional”, dijo Aaron.

Su lucha por mantenerse a flote es evidente incluso cuando brinda lo que de otro modo sería un servicio costoso por prácticamente nada. Sentado en una mesa en el estudio de Logan Square había un recipiente transparente con un pequeño letrero: “Paga lo que puedas”.

Después de dos sesiones el viernes por la noche, un solo billete de $20 estaba en el contenedor. Normalmente, Aaron cobraría más de $500 por una sola sesión de retratos.

Anthony Ramos, de 19 años, de Des Plaines, vio el anuncio del evento en Instagram y se acercó a Aaron para ver cómo podía ayudarlo. Ramos ayuda con el equipo e incluso se hizo un retrato.

“Vine aquí para ayudar en todo lo que pueda, porque creo que lo que [Aaron] está haciendo es algo realmente bueno”, dijo Ramos. “Además, esto es en lo que quiero hacer en mi carrera, quiero ser fotógrafo, escritor y, con suerte, periodista, por lo que hacerle preguntas ha sido de gran ayuda para mí”.

Ramos, un estudiante de Oakton Community College, dijo que espera que todos los que asistan puedan obtener algo del evento, como lo hizo él.

Al final del día, Aaron fotografió a seis personas, que juntas donarían $255. Aproximadamente $230 de eso irían al estudio que alquiló por el día y los $25 restantes se destinarían a llenar el Chevy antes de hacer el viaje a Buffalo, Nueva York.

Más información sobre el viaje de Aaron y su proyecto Refresh Portrait está en su sitio web: harryaaron.com.

Manny Ramos es reportero del proyecto ‘Report for America’, un programa de periodismo sin fines de lucro que tiene como objetivo reforzar la cobertura del Sun-Times sobre los problemas que afectan a las comunidades en el sur y oeste de Chicago.