Reacciones emocionales dentro y fuera de los Cubs al perder su núcleo de jugadores

No se puede negar el legado que los jugadores estrella Javy Baez, Kris Bryant y Anthony Rizzo ayudaron a construir.

SHARE Reacciones emocionales dentro y fuera de los Cubs al perder su núcleo de jugadores
Padres_Cubs_Baseball__3_.jpg

“Realmente no crecí en una gran ciudad siguiendo a un equipo, así que cuando vi eso aquí, fue bastante increíble,” dijo Javy Báez.

Paul Beaty/AP

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

WASHINGTON, D.C. — Las emociones de los fanáticos de los Cubs en todo el país se desbordaron dentro de 48 horas cuando el equipo rompió el llamado “núcleo” de jugadores que logró su primer título de la Serie Mundial en 108 años en 2016.

No se puede negar el legado que los jugadores estrella Javy Baez, Kris Bryant y Anthony Rizzo ayudaron a construir. Pero eso no les facilita verlo terminar.

“Ha sido mucho”, dijo Báez el viernes después de ser mandado a los Mets. “Creo que como [Anthony] fue el primero en ser canjeado, creo que fue el más difícil de despedir. Todavía es difícil despedirnos de los chicos y de la organización”.

Báez, Bryant y Rizzo aportaron cada uno algo especial a la organización, ya que pasó de ser uno de los peores del béisbol a uno de los más emulados.

“No podría estar más orgulloso por lo que construimos”, dijo el presidente del equipo, Jed Hoyer. “Fue realmente difícil tener esas conversaciones”.

Báez había estado en la organización durante 11 años después de que los Cachorros lo reclutaran en 2011, y aunque era una pieza heredada del núcleo de Hoyer y del ex presidente Theo Epstein, se convirtió en uno de sus jugadores más importantes.

Rizzo era el jugador que los Cubs identificaron como la pieza central de su lista de campeonatos cuando el régimen de Hoyer/Epstein ingresó en 2012, y fue el líder más vocal del equipo hasta su partida el jueves.

“Recuerdo estar sentado con sus padres en una suite en Boston cuando le diagnosticaron cáncer”, dijo Hoyer. “Recuerdo haber escuchado su voz cuando estaba en San Diego e hice intercambios por él... He estado con él desde siempre”.

Bryant fue una de las piezas finales del núcleo y logró más en sus siete temporadas con los Cachorros que lo que algunos jugadores acumulan en una carrera de 15 años. El mánager David Ross, ex receptor en el equipo del campeonato, ha trabajado junto a los tres jugadores durante años y le duele verlos irse.

“Emocional”, dijo Ross. “‘Emocional’ es la primera palabra que me viene a la mente. ‘Triste’. ‘Difícil’. Muchas palabras negativas que normalmente no me gusta usar... Fuera de lo de gerente, siento que estoy perdiendo algunos amigos, y creo que eso es difícil.

“Estoy feliz por ellos... Tienen la oportunidad de ir a algunos equipos que están en la búsqueda de tener campeonatos, y son muy buenos en eso”.

Báez no quiso irse sin reconocer a la afición que lo animaba desde que tenía 18 años.

“Solo quiero que sepan que los queremos”, dijo Báez. “Conocemos la dedicación que ustedes le dan a los deportes en Chicago y lo que significan para la ciudad. Nunca pensé que iba a ser tan grande, y cuando ganamos la Serie Mundial en 2016, la ciudad se estaba volviendo loca y la felicidad donde quiera era increíble. Realmente no crecí en una gran ciudad siguiendo a un equipo, así que cuando vi eso aquí, fue bastante increíble”.

The Latest
When we recently asked Sun-Times readers, more than 2,000 answers poured in and ran the gamut — ranging from food, road work, freshly cut grass and more.
The delightful variety of summer fishing around Chicago goes on, with the added accent of pink salmon, to lead this sprawling raw-file Midwest Fishing Report.
Richardson declined to discuss the current status of negotiations with Russia over Griner and Paul Whelan or to explain what role he may be playing in the talks.
His down-to-earth clothing was meant to celebrate the human body regardless of race, build, size or age.
Anthony M. Strozier, 31, was caught on surveillance video using bolt cutters to snip the lock of an antique glass case and making off with four watches, court records show.